Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Récord: Intel paga u$s 15.000 millones por tecnológica de origen israelí

El gigante de EE.UU. se queda con el control de una de las mayores fabricantes mundiales de tecnología para prevenir accidentes y conducción de automóviles

Récord: Intel paga u$s 15.000 millones por tecnológica de origen israelí

La gigante estadounidense Intel acordó la compra de la firma israelí de tecnología Mobileye en una operación valorada en unos 15.300 millones de dólares. Este importe representa una suma récord para la compra de una empresa israelí por parte de una compañía extranjera. Según los términos financieros del acuerdo, Intel pagará en efectivo u$s 63,54 por cada una de las acciones de Mobileye que cotizan en la Bolsa de Nueva York (NYSE).

La firma Mobileye, con sede en la ciudad Jerusalén, es uno de los principales fabricantes mundiales de tecnología de prevención de accidentes y conducción autónoma. Mobileye es también uno de los mayores proveedores de sistemas de prevención de choques para autos.

Es más, ambas firmas ya colaboran con la automotriz alemana BMW en un proyecto para el despliegue de una flota de 40 autos de conducción autónoma de prueba durante el segundo semestre de este año. Con la sociedad, que se anunció en julio del año pasado, BMW apunta a introducir al mercado autos que sean plenamente autónomos para el 2021.

Por su parte, Mobileye aseguró en febrero pasado que está planeando junto al fabricante alemán Volkswagen poner en marcha un nuevo estándar de navegación para la conducción autónoma a partir del 2018.

En el caso de la operación anunciada ayer, Brian Krzanich, Consejero Delegado de Intel, aseguró que se trata de "un gran paso adelante para nuestros accionistas, la industria automotriz y los consumidores".

Mediante un comunicado, el máximo ejecutivo de la firma californiana destacó que una vez que se complete la compra les permitirá acelerar el futuro de la conducción autónoma con un precio más bajo para los fabricantes. En el mismo comunicado, ambas empresas añadieron esperan cerrar la operación en los próximos nueve meses una vez que reciba el visto bueno del regulador. "La transacción coloca a Intel como un suministrador líder de tecnología en el mercado de los vehículos altamente o totalmente autónomos " , añade el documento, aludiendo a los automóviles sin conductor.

Intel considera que el conjunto de los sistemas de datos y servicios en este mercado representarán un mercado que superará los u$s 70.000 millones en el 2030. Es más, la empresa norteamericana está presente en Israel desde la apertura en 1974 en Jaffa de su primer centro de desarrollo.

Después de anunciarse el acuerdo, las acciones de Intel, uno de los 30 valores del índice Dow Jones, bajaron 1,90% en la Bolsa de Nueva York, siguiendo una tendencia iniciada en enero pasado, desde cuando sus títulos ya acumulan una caída de 2,8 por ciento.

Por su parte, los títulos de Mobileye se dispararon casi un 30% en ese mismo mercado, donde se han apreciado más de un 60% desde que comenzó el año.

Mobileye cotiza en la Bolsa de Nueva York y su capitalización de mercado es de 10.600 millones de dólares. La firma se fundó en 1999, con la misión de reducir lesiones y muertes por accidentes de tránsito. Goldman Sachs invirtió u$s 130 millones en la firma israelí en 2007.

En el caso de Intel, se trata del mayor fabricante de circuitos integrados del mundo. Es, por ejemplo, la creadora de la serie de procesadores x86, comúnmente encontrados en la mayoría de las computadoras personales. Fue fundada el 18 de julio de 1968 como Integrated Electronics Corporation por los pioneros en semiconductores Robert Noyce y Gordon Moore, y muchas veces asociados con la dirección ejecutiva y la visión de Andrew Grove.