AUSOL QUIERE EXTENDER LOS PLAZOS Y RENEGOCIAR UNA NUEVA ESTRUCTURA DE TARIFAS

Reclaman un nuevo contrato para la concesión de la ruta Panamericana y la General Paz

La empresa concesionaria de ambas vías pide la prórroga del contrato que vence en 2020. También solicita incorporar recursos hoy en manos del Estado

Autopistas del Sol (Ausol) quiere renegociar un nuevo contrato de concesión con el Gobierno para las rutas que tiene a su cargo. Es decir, para el Acceso Norte, la Panamericana y la Avenida General Paz.

La empresa, es un consorcio integrado por el grupo español Abertis (31,59%); la firma italiana Impregilo (19,82%); Sideco (7%); Dycasa (5,83%) y ACS (5,72%). El 30,04% restante cotiza en la Bolsa de Comercio.

En 1994, el gobierno de Carlos Menem le otorgó la concesión de estas tres rutas hasta 2020. Y desde 2002, viene intentando renegociar el contrato ya que las políticas oficiales de congelamiento tarifario y los recurrentes aumentos de sus costos complicaron su situación financiera a tal punto que en 2010 estuvo al borde del default, al no poder hacer frente al vencimiento de una deuda por u$s 10 millones. Ante esa situación, el Ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, dio la orden de intervenir la firma. Si bien esa decisión se iba a prolongar por 120 días, Ausol sigue intervenida, funciones que hoy recaen en César Albornoz y Laura Andino.

A fines de mayo, el consorcio recibió del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi) una nota en la cual el organismo que controla las concesiones viales le pide que presente un plan económico y financiero que regirá hasta la finalización del contrato y que permita equilibrar las cuentas del consorcio que siguen afectadas a pesar de los últimos aumentos tarifarios autorizados por el Gobierno. Ante este pedido, los ejecutivos de Ausol piden una evaluación conjunta con las autoridades oficiales de los términos del contrato para adoptar medidas que permitan recomponer el contrato. El lunes pasado se celebró una reunión de directorio en la cual, bajo el acta Nº 422, se decidió pedirle al Gobierno la prórroga del plazo de vigencia de la concesión; la incorporación del llamado Recurso de Afectación Específica (RAE) a la tarifa del peaje como ingreso de la concesionaria; nuevos esquemas tarifarios determinados en forma de escala; el restablecimiento de las equivalencias de categorías definidas en el contrato. También otras formas de compensación para alcanzar el equilibrio financiero. "Tanto la recomposición del contrato como la ampliación del plazo de concesión permitirán a la sociedad llevar adelante su vocación y compromiso demostrado a lo largo de la concesión y reconocido por el público, de contribuir con la ejecución, mantenimiento y conservación de las obras ya construidas y las que se requieran ejecutar a lo largo de la concesión", dice la empresa en su acta. En el documento también se refleja el malestar de los ejecutivos de Ausol por la falta de respuestas de parte del gobierno nacional a sus reclamos para recomponer las tarifas. "Este directorio ha tenido una activa y constante preocupación que se refleja en las actas de reuniones, por las postergaciones y demoras incurridas por parte del Estado concedente, en cumplir con lo pautado en el acuerdo de renegociación contractual, en particular a lo referido a la concreción de lo c convenido en la cláusula séptima de la parte tercera de dicho convenio", señaló el presidente de Ausol, Andrés Barberis Martin, durante la reunión de directorio.

También recuerda que los pedidos del Occovi para que Ausol presente planes de actualización del contrato de concesión han sido varios. El primero se remonta a 2006 y sus cambios nunca fueron implementados por las autoridades. De hecho, no se llevó a cabo la instancia de revisión por la cual se debía acordar la actualización del plan económico financiero de la concesión. También en 2009, el organismo pidió a la sociedad que presente otro plan similar para revisar el contrato. Sin embargo, después de ese pedido, hubo silencio por parte del Gobierno.

Tags relacionados