Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Quejas de telefónicas y empresas de cable por el plazo para liberar la competencia

Si bien hay apoyo a los cambios a las leyes de Medios y Argentina Digital, las dudas se centran en los dos años impuestos al efectivo inicio de la oferta de servicios sin cepos

Quejas de telefónicas y empresas de cable por el plazo para liberar la competencia

Los cambios a las leyes de Medios y Argentina Digital aplicados por el Gobierno a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) recibieron el aval de todas las asociaciones que agrupan a las empresas del sector.Desde la ATVC, que nuclea a las operadoras de cable, pasando por la Asociación de Radiodifusoras Privadas (ARPA), hasta la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA), todas apoyaron los cambios definidos por el Gobierno para los mercados de telecomunicaciones y de medios audiovisuales. En mayor o menor medida, todas defendieron las modificaciones a las normas nacidas de la usina kirchnerista para controlar ambos sectores. Ayer, las tres entidades emitieron comunicados en ese sentido.


Sin embargo, hubo un artículo que volvió a recrear las divisiones existentes entre telefónicas y cableras. Es el referido a los plazos para el inicio de la convergencia y la competencia entre empresas de telecomunicaciones y de medios por la oferta de servicios como el triple y el cuádruple play. Es decir, para brindar telefonía, Internet y televisión paga por una misma red sin importar si lo hace una compañía telefónica o una prestadora de TV por cable.


Es que una de las principales modificaciones hechas a la ley TIC por el Ministerio de Comunicaciones que orienta Oscar Aguad permitirá a las telefónicas ofrecer televisión por cable a partir de enero de 2018. Este sector argumenta no comprender las razones por las que las deben esperar dos años para implementar la convergencia. Dicen que Argentina ya tiene una penetración de telefonía fija y de televisión superior al 80% de los hogares. Es decir, hay un mercado maduro que permite recibir ya esta competencia. Agregan como agravante una herencia kirchnerista: el congelamiento tarifario en el caso del servicio fijo, que lleva 15 años.

Aseguran que, los operadores de cable tienen tarifas libres y autorización para brindar telefonía desde 1998. "Todos los países con legislaciones modernas ya tienen convergencia, con programas para promover las conexiones de banda ancha a todos los hogares", explicaron desde una empresa telefónica. También advirtieron que "retrasar la convergencia demorará las inversiones y entregará una reserva de mercado a las redes de TV paga con lo que financiarían los despliegues de banda ancha a los hogares; no advirtiéndose con ello un beneficio genuino para los consumidores".

En tanto, las operadoras de cable cuestionan también el plazo pero a la inversa. Advierten que dos años es un período corto. Dicen que en los procesos de convergencia de Inglaterra, México o Chile, el plazo de guarda fue de 10 años. En el caso del mercado chileno explican que las telefónicas no pudieron brindar televisión paga hasta que las empresas de cable no alcanzaron el 20% del mercado de telefonía. "En dos años, no hay forma de que eso ocurra ", argumentaron. También tendieron un manto de sospecha sobre la designación de Heber Martínez, ex gerente de Asuntos Públicos de Telefe, propiedad de Telefónica, en el directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). Señalan que esta decisión, que se conoció ayer a través de otro decreto presidencial, "es una prueba de que las telefónicas salen beneficiadas".


De esta forma, el Gobierno macrista tampoco parece poder conformar a todos los alcanzados por las leyes que el kirchnerismo sancionó para controlar de manera separada a telefónicas y empresas de medios. Ni siquiera cuando la razón esgrimida es la de promover la convergencia y la competencia intentando así favorecer a los usuarios con una supuesta mejora en los servicios debido a que tendrán que pelear por los clientes de TV paga, Internet y telefonía. Se supone que al ‘liberar’ el mercado todas deberán sumar inversiones para mejorar sus redes para ofrecer paquetes de triple y cuádruple play en libre competencia.


Por otra parte, ayer se designó a parte del directorio del Enacom que, además de MIguel de Godoy como presidente; y Heber Martinez como vocal, también contará con la presencia de Alejandro Pereyra, ex director del Comfer; y del legislador porteño Agustín Garzón. En el decreto 7/2016 que se publicó ayer en el Boletín Oficial también se aclara que el directorio se completará con tres nombres propuestos por la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual, de las Tecnologías y de la Digitalización. Estos tres directores serán seleccionados en representación: uno de la mayoría o de la primera minoría parlamentaria; otro de la segunda minoría; y el último de la tercera minoría.


En el artículo 1 del decreto que lleva la firma del presidente Mauricio Macri; del ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad; y del jefe de Gabinete, Marcos Peña, se designó como presidente del directorio de la Enacom a De Godoy, quien tendrá rango y jerarquía de secretario de Estado.


Los directores tendrán mandato por cuatro años, con posibilidad de una renovación, aunque podrán ser removidos ‘en forma directa y sin expresión de causa‘ por el Poder Ejecutivo. La designación llega un día después que Gobierno nacional publicara el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) por el que se creó la ENACOM y realizara modificaciones a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.


Además del trabajo de los directores, en el decreto se especificó que el ente ‘será objeto de control por parte de la Sindicatura General de la Nación‘ y de la Auditoria General de la Nación‘. Y se aclaró que el Enacom tendrá ‘todas las competencias y funciones‘ que tanto la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual como la de Argentina Digital ‘asignan, respectivamente, a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y a la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Tecnologías (Aftic)‘.