Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Pymes activan defensas comerciales ante pérdidas de mercado por importaciones

El 30% de las firmas de autopartes pidieron en 2018 medidas anti-dumping o salvaguardias frente a bienes importados. Su pérdida de mercado fue del 70%

Las fábricas de componentes, las más afectadas por la apertura importadora

Las fábricas de componentes, las más afectadas por la apertura importadora

En un año en el que las importaciones crecieron casi 20% y las exportaciones sólo el 2%, numerosos sectores industriales se vieron perjudicados por la competencia externa. Fabricantes de autopartes, textiles, cuero y calzados, y equipos electrónicos encabezan la lista de los más afectados. Y aunque existen numerosos instrumentos para proteger a la producción local o morigerar la pérdida de mercado en manos de la competencia extranjera, "muy pocas pymes (menos del 10%) las utilizan", destacó un informe realizado por la Fundación Observatorio Pyme (FOP), con motivo de la reciente realización en Buenos Aires de la Undécima Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

De acuerdo con este trabajo, sólo el 28% de las pymes industriales conocen herramientas como las medidas anti-dumping, contra subvenciones y salvaguardas. Y entre quienes las conocen, "son pocas las que las solicitan, por distintos motivos: desde excesiva burocracia o falta de recursos técnicos y económicos para llevarlas a cabo, hasta malas experiencias previas que desincentivan una nueva solicitud".

La industria autopartista fue, no obstante, la que exhibió un mayor conocimiento de estas herramientas (63% de las firmas del sector las conoce), y la que hizo un mayor uso de las mismas (30% de las firmas del sector las solicitaron durante 2018). El segundo rubro en conocimiento y utilización de los mecanismos de protección es el de "aparatos eléctricos, electrónicos e instrumentos de precisión", con el 46% de conocimiento y el 21% de utilización. Paradójicamente, el rubro de textiles, prendas de vestir, productos de cuero y calzado, el segundo rubro más afectado por el ingreso de importaciones, tiene un conocimiento del 35% y una utilización de estas medidas de apenas 7%.

Según el trabajo de FOP, a raíz de la apertura importadora, "la pérdida de participación en el mercado para el promedio de las industrias fue del 19%". El principal origen de la amenaza comercial fue China (para el 64% de las firmas relevadas), mientras que en un segundo lugar se ubicó Brasil (22%).

En Autopartes, tanto la amenaza importadora como la pérdida de mercado fueron del 70%. Le siguieron: textiles, prendas, cuero y calzado con 65% de amenaza y 61% de pérdida de mercado. Luego, "aparatos eléctricos, electrónicos e instrumentos de precisión", con 54% de amenaza y el mismo porcentaje de pérdida de mercado;y fabricación de muebles, con 41% de amenaza y 38% de pérdida de mercado. En tanto, el promedio industrial fue del 32% de amenaza y 28% de pérdida de mercado.

"La competencia de las importaciones es especialmente problemática, ya que impacta también en el empleo", analiza el trabajo de FOP. "Y muchas veces, la producción local es desplazada por productos importados de menor costo, sin siquiera el beneficio de menores precios para el consumidor", advierte el informe.

Un déficit que se acelera

Las exportaciones de autopartes alcanzaron u$s 1100 millones en los primeros diez meses de 2017, creciendo un 9% con relación a igual período del año pasado. En el mismo lapso, las importaciones superaron los u$s 6128 millones, creciendo un 12%, según datos de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac).

El déficit comercial del sector, en los primeros diez meses del año, ascendió a u$s 4905 millones, con un incremento del 12,5% interanual. En tanto, la producción automotriz en Argentina, creció sólo un 0,5% en el mismo período.

Las importaciones desde Brasil fueron las que más aumentaron, especialmente en los segmentos de transmisiones, carrocería y sistema eléctrico. En segundo lugar crecieron las compras a Estados Unidos; Tailandia, Japón, Polonia y Hungría. En tanto, las exportaciones que más crecieron fueron las destinadas a la Unión Europea (18,3%).