U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Proyectos inmobiliarios destinados a clase media, los más afectados por dólar

El crédito más caro y el alza del valor de la propiedad por la suba del dólar frenaron la demanda. Los desarrolladores ralentizan las obras a la espera de mayor calma

Proyectos inmobiliarios destinados a clase media, los más afectados por dólar

Desde que el dólar comenzó a subir y el Banco Central elevó las tasas a 40%, el mercado inmobiliario sufrió un parate. El encarecimiento del crédito hipotecario el instrumento que apalancaba las compras de inmuebles en su versión UVA y propiedades que subieron de valor limitaron el acceso de la clase media a las operaciones de Real Estate. Entre los desarrolladores, esta situación preocupa. Mientras en las inmobiliarias aseguran que la mitad de las operaciones programadas no se realizaron, numerosos proyectos que estaban comenzando a diseñarse o construirse con destino a ese segmento socioeconómico están suspendidos. En los grandes emprendimientos enfocados al mercado premium también se siente el impacto, pero en cambio al no depender del crédito para la venta final, el panorama es más optimista.

Algunos casos ilustran la situación actual. El Grupo Monarca acaba de presentar Azzurra (inspirado en las aguas de la Grotta Azzurra de Capri), un desarrollo premium en Pilar que consiste en lotes con jardín y playa privada sobre la costa de una laguna de aguas cristalinas. Allí invirtió u$s 50 millones y en la preventa los lotes cuestan desde u$s 85.000. "En los emprendimientos de este tipo, los compradores no dependen del crédito e incluso muchas veces vienen con los dólares y nos piden descuento. En una situación como la actual, se negocia", dijo Gonzalo Monarca, CEO del grupo que lleva su apellido. En ese mercado la demanda se sostiene, apuntó. A la vez, la suba del dólar afecta los costos de la construcción (por el encarecimiento del cemento, acero y aluminio), pero Monarca explica que calculan que el alza es de alrededor de 15% y sería trasladado al precio final aunque no afectaría la evolución del proyecto.

Este mismo grupo, en cambio del optimismo de los emprendimientos premium, suspendió un proyecto en el que venía trabajando en el barrio de La Boca. Se encontraban un proceso de compra de tierras para proyectos orientados a la clase media que hoy está frenado. "La suba de tasas frenó los créditos intermedios que necesitamos los desarrolladores para este tipo de proyectos y el plan se suspendió", dijo Monarca.

Algunos emprendimientos en plena construcción ralentizaron su evolución de las obras a la espera de mayor tranquilidad financiera, sin modificar la fecha de entrega pero estudiando la nueva ecuación de costos. Y en otros casos, avanzan por una previsión original de que el dólar se encontraba retrasado y podía ubicarse aún un 10% más arriba de su valor actual.

"Estamos ante un mercado inmobiliario movilizado por distintas aristas: volatilidad del dólar, créditos UVA incipientes, baja productividad, y escasa adopción de nuevas tecnologías. Estos son, hoy, los grandes obstáculos a los que se enfrenta la industria de la construcción, que a pesar de ello sigue con un gran dinamismo y empuje sobre todo en la obra pública", dijo Santiago Tarasido, CEO de CRIBA, que aclaró: "seguimos involucrados en muchos proyectos a largo plazo y de gran envergadura". En la misma línea, Rodrigo Fernández Prieto, Managing Partner en Fernández Prieto y Asociados, dijo que "la industria intenta no apalancarse en este escenario y buscar el balance. Hoy, los desarrolladores estamos en busca de más y mejores tierras, y créditos intermedios que nos permiten financiar proyectos desde el vamos".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar