Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Proyectan para este año boom de producción de maní en el país

El clima favorable y la tecnología permitirá alcanzar rendimientos superiores respecto del año anterior. Se espera que llegue a 1,1 millón de toneladas durante el ciclo actual

Proyectan para este año boom de producción de maní en el país

Se estima que para este año la producción de maní en caja ascienda a 1,1 millones de toneladas, un 32% superior al ciclo pasado, según el Departamento de Información Agroeconómica de la Bolsa de Cereales de Córdoba (Bccba). Se trata de una de las economías regionales con fuerte perfil exportador de productos industrializados.

A la fecha, según la entidad técnica cordobesa, los productores cosecharon alrededor de un 11% de un total de 308.600 hectáreas sembradas, con un rendimiento promedio que se ubica en el orden de los 37 quintales contra unos 32 quintales alcanzados el año pasado.

Con todo, el porcentaje de arrancado de maní disminuyó 19 puntos comparado a la campaña anterior y los departamentos que presentan mayores avances hasta ahora son Marcos Juárez y Unión.

Este pronóstico de crecimiento de la producción de maní se da a pesar de las 9600 hectáreas anegadas en la provincia. Según el análisis de especialistas del INTA, el aumento en los rindes se debe principalmente al clima y a las innovaciones tecnológicas adoptadas por productores del sector.

"En general, el estado del maní es de bueno a muy bueno, se encuentra a comienzo de madurez y no se observan graves problemas sanitarios", explicó Mariela Monetti, especialista del INTA de General Cabrera, Córdoba.

Con rendimientos que se estiman rondarán entre 35 y 41 quintales por hectárea en vainas, Monetti advirtió que la calidad dependerá principalmente del clima, en especial de las precipitaciones que ocurran desde ahora en adelante y de que haya o no heladas tempranas.

Aunque el clima es un aliado estratégico de los cultivos, muchas veces el exceso de lluvias seguidas por anegamientos juega una mala pasada. En lo que va del año, algunas de las mejores zonas productivas de la provincia de Córdoba se ven afectadas por precipitaciones superiores a lo normal.

Según estimaciones de la Bccba, las precipitaciones de febrero de este año fueron entre un 40 y un 70% inferiores comparadas con el año anterior para los distintos departamentos de la provincia de Córdoba, excepto en Presidente Roque Sáenz Peña y Río Primero donde la variación fue cercana al 10%. De acuerdo con la entidad, la superficie perdida por anegamiento estaría en el orden de las 9600 hectáreas de maní, un 78% inferior respecto a la campaña anterior.

El sector agroindustrial manisero de la Argentina está radicado principalmente en la provincia de Córdoba y constituye una economía regional emblemática para la provincia, dedicada casi exclusivamente a la exportación. El sector está compuesto por unas 25 empresas (pymes, cooperativas de capitales nacionales y empresas de capitales extranjeros).

De acuerdo a los datos oficiales, la producción de maní en la campaña 2015/2016 alcanzó en el país un total cercano a un millón de toneladas, de lo cual se exportó más del 90%, representando poco más del 1,5% del total de ingresos de divisas de Argentina. En Córdoba –principal productor del país–, el sector manisero emplea directa e indirectamente a unas 12.000 personas.

Trabajos realizados por el INTA y universidades nacionales de la región identificaron prácticas de manejo para asegurar un cultivo sustentable y de bajo impacto ambiental como la rotación con gramíneas y una frecuencia de implantación no menor a cuatro años.