Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Pronostican retracción en el consumo de carne de pollo para este año

Desde 2003, el sector viene creciendo de manera constante y hasta reemplazó en parte a la carne vacuna. Pero en 2016 sufrirá un freno y la salida sería mayores exportaciones

El sector avícola dejaría de ser un importante protagonista en el consumo de carne, tal como lo vino siendo hasta ahora. Las perspectivas para este año son diferentes a las que evidenció en 2015, cuando alcanzó nuevos récords de producción y de consumo interno, prolongando un crecimiento que inició en 2003 que estuvo basado en el consumo interno, que además compensó los menores despachos al exterior. Según un informe de IES Investigaciones Económicas Sectoriales, este año el consumo interno se resentirá por la pérdida de poder adquisitivo y por tener menor margen de crecimiento, al ser un mercado maduro tras el fuerte aumento de los últimos años.
"La salida para el sector será aumentar las exportaciones, aunque su evolución dependerá de la capacidad del sector de continuar con la diversificación en marcha, tras la pérdida del mercado venezolano como demandante de los productos del sector", agrega el trabajo en el cual se advierte también que una luz de alarma "es el fuerte aumento del costo del maíz, principal insumo, tras la eliminación de las restricciones para exportar y la devaluación del peso, que aumentará los costos del sector". El año pasado, las exportaciones se derrumbaron 42,1% en valores y 31% en cantidades, con un total de u$s 326,3 millones. En tanto la producción de carne aviar creció 1,9% y llegó a casi dos millones de toneladas, mientras que el consumo trepó 7,1% y un máximo de 43 kg per cápita. En tanto, en el primer bimestre de 2016, la producción tuvo una baja de 8,5%, el consumo de 7,9% y las exportaciones del 26,3%, con respecto a igual período de 2015. Entre enero y febrero, el sector exportó 28.000 toneladas de productos avícolas, equivalentes a u$s 36 millones. Estos guarismos se traducen en una caída acumulada de 26,6% en cantidades y de 38% en valores con respecto a igual período de 2015.
La merma de las exportaciones generó una sobreoferta interna que contuvo los precios, que crecieron el último año la mitad que los precios de cortes vacunos, lo cual favoreció la sustitución de la carne vacuna.
Sin embargo, para Alejandro Ovando, director de IES Consultores "el consumo interno se resentirá por la pérdida de poder adquisitivo y por tener menor margen de crecimiento, al ser un mercado maduro tras el fuerte aumento de los últimos años. La salida será aumentar las exportaciones, aunque su evolución dependerá de la capacidad del sector de continuar con la diversificación en marcha". Además, tras la buena rentabilidad de 2015, el panorama es opuesto en 2016 por la fuerte suba en el costo interno del maíz (principal insumo), que impactará en las ganancias del segmento primario.