Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Pronostican recuperación de la cosecha de uva de hasta 35% para el año próximo

La primera estimación oficial arroja entre 20,1 y 22,3 millones de quintales para todos el país y de 10,1 millones para Mendoza. Serviría para mejorar stocks y estabilizar precios

Aún resta poco más de un mes para el inicio de la cosecha de los viñedos

Aún resta poco más de un mes para el inicio de la cosecha de los viñedos

Tras vivir la peor vendimia en 56 años años, la vitivinicultura recuperará en 2017 parte de la producción perdida este año por daños climáticos.

Pero, de todos modos, la próxima cosecha, que se realiza entre febrero y abril, estará por debajo de los promedios históricos. Según la primera estimación del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), la cosecha del país sería de entre 20,17 millones y 22,34 millones de quintales de uva, entre un 17% a 29% superior a la registrada en 2016, de 17,28 millones de quintales.

La provincia que, se espera, recupere más la producción será Mendoza, la más afectada este año, con una baja de 40% contra 2015. Su cosecha aumentaría un 35% y hasta un 50% –en la estimación de máxima–, a 13,8 millones o 15,3 millones de quintales, frente a los magros 10,19 millones de quintales de este año, la peor cosecha de los últimos 56 años.

Esa magra cosecha por factores climáticos llevó a más que duplicar los precios de la uva, tras años en los que no se habían ajustado prácticamente por sobrestock. La caída de consumo de este año ayudó, en parte, a compensar el menor stock de vino existente pero, de todos modos, algunas bodegas que elaboran grandes volúmenes tuvieron que importar casi unos 3,2 millones de litros de vino (el 90% de Chile). De todos modos, esa cantidad implica sólo el 0,33% del vino elaborado este año, según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino, lejos de las importaciones de 2010, cuando se compraron 29 millones de litros ante una cosecha también escasa.

"Es una primera estimación, hay que esperar si no hay incidentes climáticos; si bien se estima una recuperación en el orden del 17% en general y de 35% en Mendoza, estaría cerca de un 20% por debajo de la de 2015, que fue más cercana al promedio histórico. Hay que esperar para ver si la humedad afecta a las vides o el impacto que tuvieron las heladas de primavera en las uvas, algo que recién se ve en el momento de cosechar, para ver si finalmente la cosecha será como la estimada", advirtió Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola (UVA).

En parte, también serviría para recuperar en algo los alicaídos stocks de vino. "Están muy bajos, se recuperarían un poco y estarían en entre tres y cuatro meses de stock. De concretarse esta previsión, los precios tenderían a estabilizarse. Mendoza se recuperaría, fue la gran afectada, porque las demás provincias, incluso San Juan, habían tenido cosechas prácticamente estables, pero sufrieron la suba de precios por la menor producción mendocina", explicó Villanueva.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar