Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Productores locales de yerba ‘celebran’ tregua en la guerra de Siria

La recuperación de Alepo por parte del gobierno sirio ya consuela a los exportadores argentinos de yerba mate, que con la intensificación de la guerra vieron caer en los primeros nueve meses del año un 31% las ventas al exterior -comparado con el mismo período de 2015-.

Siria es el destino del 65% de las exportaciones de yerba mate argentina (economía regional de Misiones y Corrientes), y la tregua que se declaró genera ansiedad en el sector, que señala la competencia de Brasil como el otro responsable de su crisis en 2016.

Héctor Biale, director titular por el sector de Cooperativistas ante el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) afirmó que "esperamos que una vez que se normalice la situación allá puedan volver a crecer las exportaciones, hay una expectativa importante". Y matizó: "La expansión de refugiados sirios por el mundo nos permite entrar a otros mercados, puede llegar a beneficiarnos".

Enfocado en Brasil más que en Siria, Roberto Montechiesi, representante de la Cámara de Molineros de Yerba Mate de la Zona Productora, aseguró que "nos complica, sobre todo, la producción brasileña, que se abarata porque allá los subsidian y acá nos cobran impuestos. La actividad está perdiendo competitividad y mercados y encima en Misiones, a diferencia de Corrientes, nos gravan Ingresos Brutos".

Montechiesi, quien también es ingeniero agrónomo y periodista, contó que la tonelada de yerba brasileña (que se produce en las provincias sureñas de Río Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná y Mato Grosso do Sul) cuesta alrededor de u$s 2000, mientras que la producida localmente tiene un precio cercano a los u$s 3000.

Además, indicó que el INYM prepara campañas de marketing para "potenciar el consumo en provincias que no consumen tanto, como Mendoza y Catamarca".

Para Biale, la performance en el mercado local fue la contracara. En un año con caída general del consumo, se vendió un 2% más a nivel interno, pero esperaba un mayor crecimiento. Y aunque no cree que la competencia brasileña sea el principal mal de estos días, el cooperativista, en línea con Montechiesi, señaló que el objetivo para 2017 será exportar a los países limítrofes, mercados donde se hace sentir la presencia de Brasil, que produce, entre otras, la conocida yerba Canarias, muy popular en Uruguay.