Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Productores de Río Negro tiraron 60.000 kilos de fruta en la ruta

Piden una reunión con Macri ante la crítica situación del sector, que está endeudado, con producto aún de la cosecha anterior y con pocas posibilidades de vender

Los productores rionegrinos de peras y manzanas arrojaron ayer unos 60.000 kilos de fruta sobre la ruta nacional 22, cerca del puente que une Cipolletti con Neuquén y sobre el acceso a la ciudad de Allen, en protesta por la falta de respuesta a sus pedidos de asistencia financiera y fijación de un precio mínimo sostén para la presente cosecha.
Nueve camiones llevaron la fruta que fue volcada sobre la misma calzada de la ruta y las banquinas, provocando una importante congestión de tránsito mientras duraba el procedimiento, informó la agencia Télam. Al enterarse de la protesta de los chacareros, muchos automovilistas que transitaban por esos lugares se detuvieron para recoger las peras y manzanas, que fueron cosechadas en la temporada anterior y se mantenían en perfecto estado de conservación en frío.
La protesta se extendió por todo el valle rionegrino, con foco en localidades como Cipolletti, Fernández Oro, Allen, Ingeniero Huergo y Villa Regina, donde se reclamó la intervención directa de la Casa Rosada por la crítica situación que enfrenta la producción. "Se manifestó la protesta en casi todas las localidades del valle del Río Negro, se buscó comprometer a los gobiernos municipales para que hagan una gestión y obtener una reunión en forma urgente con el propio presidente Mauricio Macri, también por vía del gobernador (Alberto Weretilneck), y allí esperamos una respuesta", indicó a DyN Elvio Ferrazza, presidente de la Cámara de Productores Agrícolas de Villa Regina.
Edgardo Artero, dirigente frutícola de la cámara de la localidad Fernández Oro, estimó el total de fruta arrojada en unos 60.000 kilos. "La gente nos pregunta si vamos a tirar un millón de kilos; yo quisiera que el secretario de Fruticultura vaya a hacer el cálculo de lo que tiramos, ya que no se hizo un cálculo estimativo de cosecha este año", dijo Artero. "Es porque hay menos producción, y si ellos hubieran dicho que hay menos fruta aumentaría el valor. La seguimos entregando a las exportadoras a $ 2 a pagar en 12 meses, y las jugueras nos pagan $ 0,15", agregó el dirigente a LU5 Radio Neuquén, informó Télam.
Artero también expresó su disconformidad por la suspensión de la reunión entre representantes frutícolas y autoridades del Ministerio de Agricultura, pautada para ayer en Buenos Aires y postergada para el lunes.
La crisis frutícola se agudizó en el inicio de 2016 tras años de pérdidas y falta de medidas que atenuaran estas dificultades. Los frutales presentan serias pérdidas por falta de cuidado y poda, lo que redundará en una merma en la próxima cosecha y encuentra al sector primario totalmente desfinanciado. Y se le suma la imposibilidad de colocar el sobrestock de la anterior cosecha en el mercado interno y externo, tras el cierre de mercados como Brasil y Rusia.