LEGISLATURA PORTEÑA APROBÓ TRASPASO DE GASTOS A PROPIETARIOS

Prevén menos oferta y suba de precios por la ley que evita que inquilinos paguen comisiones

Los operadores inmobiliarios aseguran que los propietarios se retirarán del mercado y se volcarán a la renta financiera. Reclaman que se tengan en cuenta sus sugerencias

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó ayer la ley para que las comisiones de alquileres que cobran las inmobiliarias deje de ser pagadas por los inquilinos porteños y sean los propietarios los que se hagan cargo de ese gasto que llega al 4,1% del contrato. Las inmobiliarias aseguran que la nueva norma traerá "inestabilidad" en el mercado y esperan que el Jefe de Gobierno porteño, impulsor del proyecto, acepte hacerle correcciones antes de promulgarla.

La iniciativa fue aprobada con amplio respaldo durante una sesión en la que se registraron 51 votos a favor, ninguno en contra y dos abstenciones, correspondientes a los legisladores Laura Marrone (Izquierda Socialista) y Fernando Vilardo (Autodeterminación y Libertad). El proyecto fue presentado a fines de julio por Horacio Rodríguez Larreta, como una medida para favorecer a quienes alquilan una vivienda -más de 400.000 familias en la Capital- y deben afrontar importantes gastos al momento de firmar el contrato.

La norma aprobada es una reforma a la ley 2.340 de alquileres. El punto más central está en facilitar el acceso al alquiler ya que las comisiones de las inmobiliarias, los depósitos y los costos de la mudanza hacen que los inquilinos afronten demasiados gastos de entrada a sus viviendas.

Con la nueva ley, la comisión a favor de los corredores inmobiliarios no podrá superar el 4,15% (equivale a menos de un mes de alquiler, contra los dos que estaban cobrando las inmobiliarias en los últimos años) y serán los propietarios y no los inquilinos los que se hagan cargo de las comisiones y de los gastos del trámite (certificación de firmas y otra documentación).

Diferentes agrupaciones del sector inmobiliario manifestaron su rechazo a la norma. Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, dijo a El Cronista que se generará una "rentabilidad magra para los propietarios que seguramente preferirán vender sus propiedades y volcarse al mercado financiero en cambio de alquilarlas". En consecuencia, una reducción de oferta y por lo tanto de valores para los futuros contratos de alquiler.

El dirigente explicó que el sector no fue convocado para opinar en el proyecto -como sí en cambio participa de la mesa de diálogo que hay a nivel nacional- y que espera que el Jefe de Gobierno los reciba para introducir cambios que puedan mejorar la situación para evitar que se achique el mercado.

También el Colegio Profesional Inmobiliario cuestionó la iniciativa. Consideró "arbitraria" la medida y planteó que "tendrá como consecuencia el cierre de inmobiliarias, con la afectación a sus empleados y familiares".

De la vereda de enfrente festejaron las asosciaciones de inquilinos, aliviados por los gastos que ocasionan los contratos. En esa línea, el titular del Instituto de la Vivienda de la Ciudad, Juan Maquieyra, estimó que con esta medida el costo de entrada para alquilar una vivienda bajará entre un 25% y un 30%.

El funcionario adelantó además que se seguirá trabajando para mejorar el sistema y para promover que las viviendas que están vacías sean ofrecidas en alquiler. "Este es un primer paso para lograr que sea más fácil, seguro y barato alquilar en la Ciudad de Buenos Aires. .

Tags relacionados

Más de Negocios