Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Presentarán amparo para exceptuar al vino de la prohibición de publicidad

Si publicitan, el 75% de espacio debe ser para advertencias sobre el consumo. Bodegas buscan quedar fuera al ser Bebida Nacional, parte de la identidad y alimentación argentina

El mismo día, se celebró al vino

El mismo día, se celebró al vino

Las bodegas trabajan junto a las provincias vitivinícolas para presentar un amparo que exceptúe al vino de la prohibición de publicitar las bebidas alcohólicas en la vía pública.

El 24 de noviembre pasado, el mismo día en que se celebraba un nuevo aniversario de la declaración del vino como Bebida Nacional, la Legislatura porteña aprobó un proyecto de ley, que aún debe ser reglamentado, en el que prohibe realizar publicidad de marcas de bebidas con alcohol en vía pública. Sólo podrán hacerlo si el 75% del espacio del aviso es ocupado por frases que adviertan sobre los riesgos del consumo excesivo o en ciertas circunstancias. El 25% restante puede contener el nombre o logo de la marca.

Para las bodegas, el vino debería ser exceptuado de esta medida, que ocasionaría graves daños a la industria, de fuerte peso en las economías regionales, una norma que fue impulsada por el consumo excesivo de alcohol, sobre todo en la noche, tras trágicos eventos como la fiesta Time Warp, donde murieron cinco jóvenes tras consumir drogas y ante la falta de suministro de agua y de control de parte de las autoridades.

Por eso, preparan un amparo para presentar en cuanto se reglamente la ley, mientras trabajan en reducir, al menos, el porcentaje de leyenda a incluir en los avisos. "La norma desconoce el hecho de que el vino es por ley Bebida Nacional, no pueden tratarlo dentro del conjunto de bebidas alcohólicas; la ley se tiene que rever y no aplicar, porque se penaliza al vino, que tiene que ver con la cultura y la alimentación argentina. Y la publicidad queda liberada a gaseosas o bebidas azucaradas, que generan estragos en la salud de la población", destacó José Alberto Zuccardi, presidente de la Unión Vitivinícola (UVA) y de la bodega que lleva su apellido.

Al ser declarado Bebida Nacional el 24 de noviembre de 2010 por decreto y como ley nacional (26870) en 2013 en el Congreso, se especificaba que el vino es un alimento de "consumo masivo (...) que integra la canasta básica familiar de diferentes grupos sociales", que "evoca una modalidad cultural de consumo moderado" y forma parte de "la cultura y la identidad argentinas arraigadas en el ámbito familiar y de la amistad, donde la moderación y el control social se aúnan con el disfrute".

"La ley se aplica a todas las bebidas alcohólicas por igual. Menciona las problemáticas de violencia por consumo excesivo o eventos en los que hubo daños. Lo principal no es prohibir la publicidad, más del vino, que hace bien a la salud en un consumo moderado, vinculado a mesa familiar, y que en exceso hace mal como cualquier alimento. Lo principal es controlar canales de venta, para que no accedan menores de 18 años, y la prevención en contextos sociales de consumo, en eventos masivos o nocturnos, para evitar el exceso", destacó Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro y gerente de Acovi (Asociación de Cooperativas Vitivinícolas).

"Daña a la industria sin evitar ningún perjuicio. Por eso trabajamos cámaras, Coviar y provincias productoras para presentar un recurso de amparo, de parte de las bodegas, cuando sea reglamentada", anticipó. "Habíamos hablado con Diego Santilli (vicejefe del Gobierno porteño), que se manifestó contra la ley, dijo que iba a tratar de excluir al vino, pero no pasó nada", agregó Iannizzotto.