Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por una operación global, la Buscapina cambia de dueño

La tradicional marca argentina, que era propiedad del holding alemán, pasó a ser controlada por el laboratorio francés. El deal involucra 16.500 millones de euros

Por una operación global, la Buscapina cambia de dueño

En el marco de una operación global que abarca intercambio de activos entre el grupo francés Sanofi y el holding alemán Boehringer Ingelheim (BI), el tradicional remedio argentino Buscapina cambió de dueño. Es que se trata de un producto que hasta ayer formaba parte del área de consumo masivo del laboratorio alemán que ahora fue comprado por Sanofi en una operación valuada en 6700 millones de euros. En tanto, Boehringer se quedó con la unidad de salud animal del conglomerado francés, abonando 11.400 millones de euros. Es decir, la Buscapina está involucrada en un deal global valuado en más de 16.000 millones de euros.

El acuerdo o swap de activos venía siendo negociado desde el año pasado y se había anunciado en diciembre pasado. Según el sitio especializado Pharmabiz, el negocio de consumo masivo (OTC), le representa a Boehringer casi el 30% de sus ventas en Argentina, mientras que el área de medicamentos bajo receta otro 60% y el de salud animal cerca del 7%. La transacción se completaría para fin de año debido a que todavía debe recibir la aprobación de las autoridades regulatorias de los países en donde tiene incidencia, como en Argentina.

De acuerdo al informe de Pharmabiz, en el mercado local el segmento de consumo masivo es importante para el laboratorio alemán. Con Buscapina como marca insignia, le representa casi el 30% de su facturación total, en un área que además concentra la venta de otras marcas como Dulcolax; los mucolíticos Bisolvon y Mucosolvan; Pharmaton; y Venastat, que también pasarán a ser propiedad de Sanofi.

Este grupo en Argentina ya había tomado la decisión de reducir sus negocios en el área de consumo masivo que ahora, en el marco de esta transacción internacional, volverá a tener peso. En este negocio, Sanofi actualmente vende las marcas que en su momento le compró a la firma local Gramón. Alguno de sus productos de venta libre son la línea de higiene femenina Lactacyd; la de cuidado de la piel Adermicina; el analgésico Rati Salil; los jarabes No-Tos, Bronquisedan y Bio-Grip; el colirio Irix; los protectores solares Bronzearte y el discontinuado Falgos, para la resaca. Boheringer ahora le pondrá el foco a la Salud Animal después de sumar a Merial, la empresa homónima de Sanofi. Su expertise será el de tratamientos para pequeños animales, equinos, porcinos, vacunos y aves. Con el acuerdo, la alemana tendrá el 14.3% del mercado global.

A nivel global, el director general de Sanofi, Olivier Brandicourt, consideró que este contrato permitirá completar su portafolio "con marcas de fuerte reputación, creará valor a medio y largo plazo y reforzará su posicionamiento ‘en varios países clave".

En tanto, para el presidente del consejo de Boehringer Ingelheim, Andreas Barner, refuerza igualmente su posicionamiento en el mercado veterinario‘. Merial está presente en más de 150 países, emplea a 6900 personas y su facturación supera los 2.500 millones de euros. Con su absorción, Boehringer será el número dos mundial del negocio de productos veterinarios, con una facturación de 3800 millones de euros.

Sanofi precisó que una parte del dinero que recibirá lo dedicará a comprar acciones y que teniendo en cuenta ese elemento y los resultados de las sinergias potenciales por la integración del negocio, espera que la transacción tenga un impacto neutro en su beneficio neto por acción en 2017. Confía en convertirse en líder mundial de la sanidad con una cuota de mercado de 4,6 % y un ventas por 4900 millones de euros.