FALSEÓ DATOS EN ESTADOS UNIDOS SOBRE MODELOS AUDI A3; VW JETTA; BEETLE; GOLF Y PASSAT

Por un escándalo, Volkswagen perdió 20.000 millones de euros en tres horas

La automotriz alemana falsificó información para poder pasar los controles ecológicos. Podría ser multada en u$s 18.000 millones y también la investigan en Europa

Volkswagen quedó inmersa en un nuevo escándalo mundial luego de que se comprobara, y lo reconociera la propia automotriz alemana, que durante años falseó las informaciones sobre emisiones de gases contaminantes de varios de sus modelos para poder sortear los controles ecológicos y homologar sus modelos en Estados Unidos. La noticia se conoció el sábado pasado cuando la norteamericana Agencia de Protección Medioambiental (EPA por sus siglas en inglés) y el estado de California acusaron a al Grupo Volkswagen (también dueño de Audi) de falsear datos en algunos de sus vehículos, por lo que serán revisados 482.000 automóviles. La EPA señaló en un comunicado que el holding usó un software en modelos 2009 a 2015 dotados con motores diesel de cuatro cilindros que evita las regulaciones sobre emisiones de contaminantes. El software detecta cuando el vehículo está siendo examinado para comprobar que cumple las regulaciones sobre emisiones y afecta las mediciones para cumplir las normativas federales y estatales y poder ser homologado y comercializado en el mercado estadounidense a pesar de que las emisiones reales de óxidos de nitrógeno son 40 veces superiores a lo permitido.
En total, las autoridades estadounidenses detectaron irregularidades en 482.000 vehículos de las marcas Volkswagen y Audi fabricados entre 2009 y 2015 y vendidos en Estados Unidos.
Ayer, el grupo informó haber frenado la venta en ese mercado de todos sus vehículos diesel.
Los modelos en los que la entidad estatal detectó las fallas son Audi A3, y los Volkswagen Jetta, Beetle, Golf y Passat que se hayan fabricado y comercializado desde el 2009 hasta este año en sus versiones diesel, algo que en los Estados Unidos representa el 25% del mercado.
Aunque la noticia se conoció el sábado, el golpe para VW llegó ayer con la apertura de los mercados ya que, en tan solo tres horas, perdió 20.000 millones de euros de capitalización bursátil. Además, la agencia regulatoria informó que la empresa se enfrenta a multas de hasta u$s 37.500 por vehículo por las violaciones un total de más de u$s 18.000 millones, además de otras demandas particulares que pueda enfrentar de parte de cualquiera de los 482.000 dueños de los modelos involucrados que se sientan estafados.
Por su parte, la compañía reconoció que había falseado los datos. Mediante un comunicado, el director general de Volkswagen, Martin Winterkorn, pidió disculpas el domingo pasado después de que clientes de la compañía dijeron sentirse engañados. "De forma personal lamento mucho que hayamos abusado de la confianza de nuestros clientes y el público", dijo el ejecutivo, en su declaración escrita. Aseguró haber ordenado una investigación y prometió que la compañía cooperará con los reguladores.
Volkswagen es un emblema de Alemania, por lo que el golpe repercute en todos los eslabones del país europeo. A partir de esto, el gobierno de Angela Merkel anunció que también llevará adelante una investigación para saber si la automotriz que lideró la ventas mundiales durante el primer semestre del año también falseó los datos de los vehículos en el Viejo Continente.