Por trabajar en Estados Unidos, 3.600 chicos argentinos ganaron u$s 10 millones

Se fueron durante el verano de Work & Travel, un programa de intercambio que permite trabajar en centros de esquí, hotelería y turismo en los Estados Unidos. Los estudiantes del interior del país que tuvieron dos trabajos se vinieron con u$s 12.000. Una cifra nada despreciable si se tiene en cuenta la cotización paralela del dólar en la Argentina

Trabajar en los Estados Unidos y ganar en dólares no es un mal negocio. Eso, al menos, demostraron los 3.600 estudiantes argentinos que fueron este verano de Work & Travel, un programa de intercambio que permite trabajar desde mediados de diciembre hasta mediados de marzo en el área de hotelería y turismo en los Estados Unidos. En promedio, cada uno ganó u$s 5.000, que si se le descuentan los u$s 1.000 de pasajes y los otros u$s 1.000 de alojamiento, se llega a los u$s 3.000 limpios. Si se multiplica esto por los 3.600 chicos que fueron da que en conjunto se llevaron más de u$s 10 millones. Pero este fue el promedio: los estudiantes del interior del país que tuvieron dos trabajos se vinieron con u$s 12.000, que les sirve para vivir en Argentina el resto del año sin trabajar, ya que si se arriesgan a cambiarlo en el mercado paralelo a $ 8,75 (precio de compra al que cerró el blue ayer), obtienen más de $ 100.000.

El hecho de ganar en dólares provocó que este año haya más demanda, así que en el próximo verano quizás se llegue a los 5.000 chicos universitarios argentinos que vayan a hacer su experiencia cultural y laboral a los Estados Unidos. De paso, pasean y se hacen amigos de gente de todo el mundo, explica Verónica Ferreyra, directora de la consultora InterLatina.org, a cargo de la comercialización de estos intercambios.

El departamento de Estado de los Estados Unidos monitorea de cerca el programa del que participan alumnos regulares de universidades e institutos terciarios y donde sólo se requiere un nivel intermedio de inglés.
Pedro Ellis tiene 19 años, es estudiante de Publicidad y estuvo trabajando de profesor de esquí en un centro cercano a Nueva York, con lo cual logró disfrutar de su deporte favorito sin tener que costearse los pases para los medios de elevación y el alquiler del equipo: El programa es ideal para quienes buscan unas vacaciones diferentes, un mayor dominio del inglés y un contacto más auténtico con otra cultura, asegura, y cuenta que unas chicas cordobesas se consiguieron un segundo trabajo en la confitería del centro de esquí. Gracias a las propinas, llegaron a ganar un total de u$s 12.000 durante todo el viaje.

Para los que no cuentan con un nivel tan avanzado de inglés hay opciones de realizar programas de estudio y trabajo. Si bien la inversión de tiempo y dinero es mayor, también lo es la capacitación y experiencia que se adquiere mediante estos programas, advierte Ferreyra.

La directiva de Interlatina señala que Nueva Zelanda tiene un cupo de 1.000 visas para este tipo de programas, que se agotan en el mismo día en que se abre la recepción de solicitudes. Australia, Francia e Irlanda se han sumado a la lista de opciones para obtener permiso para trabajar temporariamente. Quienes buscan ampliar sus horizontes laborales o comerciales tienen oportunidad de realizar un programa en China, por el cual se accede a un empleo en el área profesional del postulante.

Tags relacionados
Noticias del día