Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por mayor ingreso de turistas, los hoteles porteños esperan recuperar ocupación y tarifas

El alza en los arribos del exterior desde agosto, tras 17 meses en baja, con una oferta hotelera similar, impulsaría el negocio. También ayudaría la devolución del IVA a extranjeros

Por mayor ingreso de turistas, los hoteles porteños esperan recuperar ocupación y tarifas

La recuperación en el arribo de turistas extranjeros a partir de agosto, tras 17 meses en retroceso, mejora las expectativas de los hoteles porteños, muy afectados en los últimos años por una caída en la ocupación y, en consecuencia, de las tarifas, en un contexto inflacionario.

El año pasado, la devaluación sirvió para que mejorara la rentabilidad en pesos de los hoteles, que en su mayoría trabajan con tarifas dolarizadas, si bien la fuerte inflación, de 42%, neutralizó en parte esa mejora.

Según un estudio elaborado por HVS / Hotel Invest, en base a datos de STR, la ocupación promedio de hoteles porteños se mantuvo en 2016 en 62%, como el año anterior, pero por efecto de la devaluación del peso creció un 58,1% la tarifa promedio diaria en moneda argentina, a $ 1873. Como consecuencia, mejoró notablemente el RevPar (ingreso por habitación disponible) en pesos, un 58,5%, a $ 1158. En dólares, en cambio, la tarifa promedio diaria y el RevPar se mantuvieron sin cambios, en u$s 125 y u$s 77, respectivamente.

"Cambió la tendencia en el arribo de extranjeros, que caía en la primera parte del año. Es una buena señal, ya que venía en baja desde 2014. Soy optimista en cuanto a la economía y el turismo en la Argentina. La devaluación sirvió para mejorar la rentabilidad en pesos, con hoteles que manejan en su mayoría tarifas dolarizadas. Y la inflación fue algo menor al aumento de las tarifas en pesos, lo cual sirvió a los hoteles para mejorar su rentabilidad en moneda local", explicó Fernanda L’Hopital, directora asociada de la consultora HVS Sudamérica.

El año pasado, el turismo receptivo (arribos del extranjeros) cerró con una disminución de apenas un 1,8%, a 2,26 millones de personas, gracias al crecimiento en las llegadas a partir de agosto, que compensó en parte la fuerte baja de los primeros siete meses, según la Encuesta de Turismo Internacional (ETI), del Indec. En enero, los arribos aumentaron levemente, un 1,8%, pero mantienen la tendencia positiva.

"El turismo corporativo se vió afectado por la transición por el cambio de gobierno y los ajustes, la economía estuvo en stand by, no logró despegar. La expectativa es que este año crezca la economía y vuelva a crecer el turismo internacional. Está aún costando el despegue pero las perspectivas son buenas", comentó L’Hopital.

Si bien en dólares las tarifas y la rentabilidad fueron similares a 2015, "en otros mercados de la región bajaron en dólares por una sobreoferta hotelera; en ciudades como Santiago, Lima o Bogotá abrieron muchos hoteles, hubo más habitaciones en oferta y mayor competencia de tarifas, algo que no sucedió en Buenos Aires", explicó.

De hecho, en la ciudad hubo pocas aperturas de hoteles y tampoco hay muchos grandes proyectos en marcha, a excepción de algunos pocos en Puerto Madero, como el Alvear Icon Hotel del Grupo Sutton.

"Los hoteles en general esperan que sea un bueno año, donde se recupere la ocupación y, con ello, las tarifas y el RevPar. En principio, porque se prevé una reactivación económica; si el PBI crece un 3% como prevén, el turismo corporativo también se va a reactivar. Hay pocos hoteles por inaugurar, la oferta sería similar, con lo cual crecería la ocupación. Además, la devolución del IVA en hoteles a extranjeros impactaría en la demanda en el segundo semestre, por un tema de difusión de la medida y por la planificación de viajes con anticipación. Y también podría favorecer una recuperación de Brasil", enumeró. "Hay interés de algunas cadenas de lujo en ingresar a Buenos Aires, sobre todo asiáticas", destacó L’Hopital.