Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por mayor competencia y cambios en las normas, las telefónicas rediscuten sus planes de inversión

Dicen que el Gobierno les cambió las reglas de juego del negocio, que está premiando a los que no invierten y que no mejorará el servicio. Volvieron a pedir que se licite espectro

Advierten que la decisión del ministro Oscar Aguad no soluciona el servicio

Advierten que la decisión del ministro Oscar Aguad no soluciona el servicio

Las grandes operadoras telefónicas no se mostraron muy conformes con el anuncio del nuevo reglamento de operador móvil. Aunque en el Gobierno entienden que la mejora de las comunicaciones vía celulares es trascendental en su política de encontrar paliativos para la castigada clase media que sean rápidos y que tengan poco costo fiscal, los operadores afirman que este camino no es el adecuado. Y avisan que "pone en riesgo las inversiones".


"El momento es inoportuno. La calidad del servicio es objeto de críticas recurrentes, entre otros motivos, por la saturación del espectro 3G" explicaron desde otra operadora. Aunque reconocen que la migración a 4G se viene dando gradualmente, aclaran que la necesidad está centrada en descomprimir lo más rápido posible las redes sobre las que corren los servicios de voz, y esto generaría un nuevo conflicto. "En un mercado estresado por la capacidad limitada de las redes y el creciente consumo de datos, el ingreso de nuevos jugadores Operadores Móviles Virtuales (OMV), sumará tráfico sobre un espectro finito e insuficiente, produce mayor congestión y deteriora la calidad del servicio", agregaron.


En las compañías dicen que la decisión no llegó en un buen momento porque las redes no están preparadas y porque no va a mejorar el servicio al usuario. "Si quieren que mejore hay que hacer desembolsos colosales y para eso tiene que ser atractivo, y esto va en sentido contrario porque esto termina premiando al que no hace inversiones", aclararon.


El enojo en las compañías es palpable. Entienden que la medida es "poco clara" en el mejor de los casos y "expropiatoria" en el peor. Señalan que no fueron "avisados" y sospechan de la "premura" que tuvo el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad en sacarla.


Frente a esto, las firmas que vienen anunciando inversiones –ayer Telefónica comunicó números por $ 3000 millones en el primer cuatrimetre– se replantean los futuros desembolsos. "Hay que analizar cómo va a impactar en el negocio, más para los que adquirieron espectro porque las reglas de juego cambiaron", explicó un ejecutivo. "Vamos a esperar la letra chica, pero esto cambia el escenario y te replantea la inversión", agregó otro. Frente a esto, desde de una de las compañías fueron directos y afirmaron que "liciten, rematen, o lo que quieran hacer con el espectro que tienen y que los operadores móviles inviertan".


En esta nueva asociación que muestran las telcos también encontraron un argumento común en señalar que la medida es "política más que técnica" y volvieron a mirar hacia los cableoperadores como uno de los instigadores porque el reglamente genera la posibilidad para que ofrezcan cuádruple play, y abre la puerta para que Cablevisión, Telecentro y Supercanal entren al negocio de brindar internet y telefonía. "Ahora, hay reglas de juego asimétricas porque favorece una vez más a las grandes cableras que podrán ofrecer cuádruple play a sus abonados sin invertir en licencias y tendido de redes".