"Por las trabas para importar, la oferta de tecnología es más baja que hace algunos años"

Pablo Porto es director y General manager de AMD para todos los mercados de habla hispana de América del Sur. Ingeniero Electrónico recibido el el ITBA, y con un MBA en la Universidad del Salvador, resalta las complicaciones para desarrollarse en un mercado como el Argentino

La tarea de Pablo Porto no es hoy la más simple. Tiene a su cargo una empresa netamente tecnológica, un rubro que no tiene justamente la mejor relación con las restricciones a las importaciones.
Desde hace casi una década Porto está al frente de la operación argentina de AMD, uno de los jugadores más importantes en el mercado mundial de los mirco procesadores, a lo que también le suma el manejo de toda América del Sur, con excepción de Brasil.
El ejecutivo sostiene que la compañía avanza en todo el mundo hacia nichos que están fuera de la computación como las consolas de juego, pero al mismo tiempo marca la problemática que presenta el mercado argentino.
No hay dudas de que acá se ve un atraso en cuando a la renovación tecnológica, apunta Porto.
¿Esta situación se incrementó con las trabas para importar?
La dinámica de la industria tecnológica hoy es mucho más rápida que hace algunos años. Lo que antes pasaba en cinco años, hoy pasa en uno. Esto lleva a que el recambio tecnológico sea mucho más rápido. Si tomamos a Brasil como ejemplo, un país que ya impulsa desde hace décadas la producción nacional, vemos allí que en un retail cualquiera se ven menos modelos disponibles que en Chile, un país netamente importador. Lo mismo pasa con países como Colombia.
¿Y cómo es la situación en la Argentina?
Lo que hay que tener en cuenta primero es la economía de escala, y acá no se ve que haya demasiada. Tal vez sea cuestión de esperar a todo se afiance más, pero no lo se.
Sin embargo si se toma su visión de lo que ocurrió con Brasil el panorama no es muy alentador
Definitivamente no. Los modelos no son globalizados. Lo que funciona en China no tiene por qué funcionar, por ejemplo, en Chile. La trabas a las importaciones provocaron que la oferta de tecnología en la Argentina sea hoy más baja que hace algunos años. Los cambios que se dan hoy en tecnología son cada vez más violentos, y hay que ver qué ocurre con eso.
¿Qué cree que habría que hacer con las importaciones? ¿Abrirlas por completo, hacerlo de a poco?
Es muy complejo eso. Los extremos no son buenos. Una combinación tal vez sería lo más apropiado, pero no es un tema sencillo. Aquí fue brusco como desaparecieron algunos fabricantes de tecnología. Se fue más hacia un modelo de concentración. Antes había más compañías, y hoy hay menos dedicadas al ensamblado.
¿Cómo encajaron ustedes en todo esto?
Desde aquí operamos todo América del Sur, excepto Brasil, y a esto le tuvimos que poner el ojo especialmente. Debimos adaptar algunas cosas.
¿El nuevo panorama les cambio la ecuación financiera?
Y si, un poco cambio pero no sustancialmente. Fue producto de que nos costó un poco acoplarnos a las nuevas reglas; lo hicimos de menor a mayor.
Dejaron de fabricar a nivel mundial para tercerizar ese trabajo. ¿Es ilógico pensar que parte de eso podría llegar al país?
Hace ya algunos años la compañía decidió vender todo lo que tenía que ver con la fabricación, y ahora esto se maneja de forma tercerizada con distintas compañías básicamente de Alemania y Asia. La posibilidad de hacerlo en el país no es viable ya que no hay nadie que fabrique nuestros productos. Es algo muy costoso y específico. Estamos hablando de una inversión cercana a los u$s 10.000 millones, y para eso como mínimo se debe tener claridad en las reglas de juego.
¿Cómo siguen los movimientos del dólar, un punto central para una empresa como AMD?
Desde ya que nos preocupa, pero lo importante en este punto no es tanto saber si el dólar es caro o barato. El gran tema es saber cuál es su valor, y que haya cierta estabilidad y certezas. Cuanta más incertidumbre se le suma al negocio y ya bastante incertidumbre tenemos más difícil es todo.
¿El avance de la inflación va por ese mismo carril?
Por supuesto; es otra de las cuestiones a atender y que también genera inconvenientes. No estoy muy seguro de cómo se arregla todo esto, pero de algún modo habrá que hacerlo. De este modo es muy difícil proyectar.

Tags relacionados

Las más leídas de Negocios

Las más leídas de Apertura

Destacadas de hoy

Noticias del día