Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Por las nuevas metas de inflación, las empresas revisan para arriba los incrementos a sus ejecutivos

Muchas compañías recalibrarán los incrementos salariales que proyectaban para su personal fuera de convenio. Buscarán que estén en líneas con las paritarias

Los cambios económicos de las últimas semanas de 2017 cambian el escenario salarial en las empresas

Los cambios económicos de las últimas semanas de 2017 cambian el escenario salarial en las empresas

Las novedades económicas de las últimas semanas del año pasado con cambios en las metas de inflación y suba del precio del dólar ya obligaron a las empresas a realizar las primeras modificaciones en sus presupuestos anuales para 2018. Los aumentos salariales previstos para sus ejecutivos, por ejemplo, ya están siendo recalculados.

De acuerdo con un informe de diciembre de la consultora HuCap, las empresas venían manejando un porcentaje de incremento promedio para el personal fuera de convenio (profesionales y ejecutivos no alcanzados por las negociaciones paritarias) del 19,8% como pauta para 2018, concentrando el 11,9% en el primer semestre y el 7,9% restante para el segundo. Del relevamiento realizado surgió que el porcentaje de incremento promedio para 2017 fue de 25,1%, concentrando un 14,8% en el primer semestre y un 10,3% en el segundo.

"Si bien todavía es pronto, el mensaje de la semana pasada fue una alerta para las empresas. Una vez que que se fije el incremento de las paritarias va a fijar pisos, y sobre todo techos. Pero ningún sindicato va a estar negociando por menos del índice de inflación", destacó Alejandro Servide, director de professionals y RPO de Randstad Argentina.

Los indicadores más importantes que se toman en cuenta al diseñar presupuestos de remuneraciones son la inflación, la paridad del dólar, los convenios colectivos de trabajo y la pauta del Gobierno. "El indicador clave que está faltando son las paritarias. Muchos sindicatos están diciendo que no van a negociar por debajo de la inflación de la que habla el Gobierno. Están esperando que se abra el juego. Las empresas tienen que trabajar para evitar el solapamiento salarial (empleados que ganan menos que sus jefes o supervisores, que están fuera de convenio)", advirtió Servide. "La remuneración en épocas inflacionarias es muy compleja porque sólo podés acompañar para que los empleados no pierdan poder adquisitivo y desaparecen los aumentos por skills o desempeño", agregó el directivo.

Como sucedió años anteriores, los aumentos salariales para el personal fuera de convenio serán otorgados en forma escalonada. Según los datos del relevamiento de HuCap, realizado entre 169 empresas, en 2018, un 83% de las empresas otorgará los aumentos en dos pautas salariales correspondientes a cada semestre, mientras que un 11% lo hará en tres partes y el 6% en una sola pauta. "Observamos una tendencia a otorgar los incrementos salariales al personal fuera de convenio en menor cantidad de pautas", destacó Miguel Terlizzi, Director General de HuCap.

"Seguramente va a haber un ajuste en los presupuestos", coincidió Manuel Rossi, CEO de la consultora Hidalgo & Asociados. "Hay negociaciones de convenios que ya están empezando a ajustar para arriba o con un piso de 20, lo que va a empujar los salarios fuera de convenio. Mientras que hace unos ocho años, los empleados que participaban de las negociaciones paritarias conseguían un aumento y el resto no lo alcanzaba, en los últimos años se empezó a reducir eso", agregó. Para Rossi, desde el año pasado, las empresas tienen presupuestos que luego están más cercanos a la realidad, con la "mira más ajustada".

Para la consultora HuCap, el 82% de las empresas encuestadas tiene problemas de solapamiento salarial, mientras que en los últimos cuatro años el porcentaje ascendía a 86%. "Comienza una tendencia decreciente, producto de que muchas organizaciones pudieron trasladar al personal no convencionado el porcentaje cerrado en paritarias o incluso algunos puntos por encima, o a través de aumentos selectivos y por desempeño, logrando corregir los salarios", señaló Terlizzi.