Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por la eliminación de trabas, cayó fuerte la participación del Estado en la renta agrícola

La suma de impuestos y derechos de exportación hacen que las arcas oficiales se queden con $ 63 de cada $ 100 que genera una hectárea promedio en la Argentina

Por la eliminación de trabas, cayó fuerte la participación del Estado en la renta agrícola

Cuando en diciembre de 2015, apenas asumido el gobierno de Mauricio Macri, se pusieron en marcha medidas que beneficiaron al campo, la participación del Estado en la renta agrícola descendió inmediatamente casi 30 puntos porcentuales de 94,1% a 66,3% y osciló durante todo 2016 en esa cifra hasta terminar en el 63% este mes. Que el Estado participe de ese porcentaje de la renta agrícola significa que la sumatoria de los tributos provinciales y nacionales, incluidos los derechos de exportación a la soja del 30%, representan $ 63 de cada $ 100 que genera de renta una hectárea promedio en la Argentina.

Así lo explicó la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina, autora de la medición con el Indice FADA, en un informe que reproduce la agencia NA. De acuerdo al trabajo, el descenso se verifica al compararlo con el 65,4 % de septiembre pasado.

Según David Miazzo, economista de la Fundación, "se combinan un aumento del precio del maíz, el incremento del tipo de cambio y una caída en el costo de los insumos. Los brotes verdes en la agricultura, en tanto, ya llegaron: fertilizantes y maquinaria".

La renta es lo que vale la producción menos los costos, en otras palabras, el resultado que se obtiene al restarle lo que insume la producción, comercialización y transporte al valor productivo a precios internacionales.

Según NA, el 22 de diciembre de 2015 se exaltaba la baja de la participación del Estado en la renta agrícola de casi 30 puntos porcentuales, tras las medidas económicas destinadas a beneficiar al agro, como la eliminación de retenciones a cereales, girasol y los productos de economías regionales, con excepción del complejo sojero.

Se explicaba que la "eliminación-reducción de los derechos de exportación que pasaron del 35% al 30% para la soja; del 20% a 0% para el maíz y del 23% a 0% para el trigo y la consiguiente mejora de precios incrementaron la renta agrícola y redujeron la participación del Estado sobre la misma, que fue del 94,1% en septiembre a 66,3% en diciembre de 2015".

Pero 66,3% no se alejaba mucho del promedio de años anteriores, donde había mejores precios y un tipo de cambio real mayor.