Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por la baja del consumo, cierra una de las fabricas de cigarrillos más importantes de España

La firma forma parte del grupo Imperial Tobacco, la cuarta a nivel mundial. Ya había tomado una medida similar en Francia y el Reino Unido por el mismo motivo

Por la baja del consumo, cierra una de las fabricas de cigarrillos más importantes de España

La compañía española Altadis, cuya matriz es Imperial Tobacco, anunció ayer que cerrará la fábrica de cigarrillos que opera en la región de La Rioja. Según afirmó la compañía, esta determinación correrá a partir del próximo 30 de junio, y está directamente relacionada con la caída de ventas de cigarrillos de más de 45% en los últimos cinco años.


Imperial Tobacco es la cuarta mayor compañía tabaquera del mundo, inicialmente integrada en la British American Tobacco y escindida en 1911. Entre sus marcas de cigarrillos más conocidas se encuentran Davidoff, West Drum y John Player Special.


La compañía, que cuenta con otra fábrica en la ciudad de Santander (de puros), anunció un plan de reestructuración de su plantel de 471 trabajadores, de los cuales 180 tomarán el programa de jubilación anticipada.


El plan de reestructuración, anunciado ayer a los representantes de los trabajadores, trata de evitar la pérdida de eficiencia y competitividad de la compañía ante la compleja situación que atraviesa el mercado del tabaco en España y en otros mercados.


Según datos que maneja la empresa, España sufrió una fuerte caída de ventas en volúmenes de cigarrillos debido fundamentalmente a la presión regulatoria sobre el tabaco y el considerable aumento del comercio ilícito, que actualmente se estima en el 10,6% de las ventas legales.


A la importante caída de los volúmenes de ventas de cigarrillos en ese país se le debe agregar el descenso de las cifras de exportación a destinos de Oriente Medio, provocada por la situación bélica de la zona, principalmente en Irak y Siria.


Ambas circunstancias, según las mismas fuentes citadas por la agencia de noticias EFE, provocó un descenso del 42,4% en el nivel de producción de la fábrica durante los últimos cinco años. En estos momentos la planta utiliza menos de la mitad de su capacidad de fabricación, tras el cierre, su producción será asumido por otra fábrica del grupo Imperial Tobacco.


En abril de 2014, el grupo ya había anunciado el cese de actividad de las fábricas de Nantes (Francia) y Nottingham (Reino Unido), motivado también por un importante exceso en la capacidad de producción. La fábrica española fue inaugurada en 1978 y se convirtió en una de las plantas de cigarrillos más competitivas de Europa, según detalla la empresa en su web, en la que añade que la fábrica española alcanzó en 2010 una producción de 29.000 millones de cigarrillos, unos 150 millones de unidades diarias.