Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por falta de promociones y menos cuotas, el negocio de la ropa no consigue repuntar

En el caso de las operaciones con tarjeta de crédito y débito, bajaron 27%. En el sector esperan que la mejora llegue recién para el segundo cuatrimestre

Los consumidores se muestran más cautelosos a la espera de nuevas ofertas y rebajas

Los consumidores se muestran más cautelosos a la espera de nuevas ofertas y rebajas

A pesar del cambio de temporada, el negocio de la indumentaria no logra despegar y marzo ya se proyecta como un mes de ventas negativas. La falta de promociones y la incertidumbre que generó en los consumidores la implementación del plan de Precios Transparentes del Gobierno, que restringió las cuotas sin interés, fueron algunas de las variables que complicaron el negocio.

"Marzo no proyecta ser un buen mes. Si bien ya está colgada toda la ropa nueva, la temporada no arrancó porque todavía no comenzaron las activaciones con los bancos. Para el 15 de marzo del año pasado, por ejemplo, ya se habían lanzado las promociones. Eso incidió en una menor cantidad de transacciones", destacó Pablo Peralta Ramos, gerente comercial de los shoppings Solar de la Abadía y Recoleta Mall.

La incertidumbre que se generó con el nuevo plan de compras en cuotas y la rebaja en los aranceles que deben pagar los comercios por las operaciones con tarjetas de crédito y débito, retrasaron la llegada de las clásicas promociones bancarias para la compra de indumentaria. Hubo sólo algunos casos aislados como el de Banco Galicia. Con todo, en el sector aseguran que ya están en marcha las conversaciones entre shoppings, marcas y bancos, y que volverán a activarse a partir del mes próximo.

"Ante la incertidumbre, marzo quedó como un híbrido. Hoy el precio de los producto es una herramienta vital para el consumo. Incide mucho todo lo que modifique el precio lleno", señaló Peralta Ramos. Gracias a las liquidaciones, donde se ofrecieron agresivos descuentos de hasta 50%, enero y febrero fueron meses positivos.

Con todo, el ejecutivo señaló que desde los shoppings esperan para este año un aumento nominal en torno a la pauta de inflación del Gobierno, de entre 17% y 20%, y mantener la cantidad de transacciones. "Eso no ocurrió en marzo, donde hasta ahora se observa un aumento interanual nominal de un 13%", precisó. Esta caída se dio a pesar de que los aumentos en los precios de la indumentaria estuvieron entre 9% y 20%.

En el sector de indumentaria, las ventas con tarjeta de crédito y débito bajaron un 27% en febrero respecto a enero. La cantidad de transacciones cayó un 31% mientras que el valor del ticket promedio aumentó un 5,87% (pasando de $1341 en enero a $ 1420 en febrero). Los datos corresponden a Increase, una plataforma online que ayuda a comercios a administrar la información de las ventas con tarjetas de crédito, en base a más de 5000 terminales pos de sus clientes.
"Marzo está todavía en estado embrionario. Al cierre del mes tendremos una idea de la cantidad de tickets, pero hasta ahora estamos un 25% abajo con respecto al mismo mes del año pasado, en facturación. Obviamente estamos por debajo de la inflación", indicó Rubén Baccá, director General del shopping TOM, en Tortuguitas.

"Estamos viendo un reacomodamiento de precios. Con el tema de Precios Transparente de a poco también va bajando los precios de contado para la ropa. Pero mientras se va acomodando hay una parálisis", señaló el directivo. La expectativa es de mejora a partir del segundo cuatrimestre.

Aunque la mayor parte de las compras de indumentaria se hacen en tres o seis cuotas –y no tanto en 12 o más–, el plan Precios Transparentes tuvo un impacto en la caída de las ventas. "El diagnóstico fue adecuado pero no se entendió lo que se quería comunicar. Y ante la incertidumbre el consumidor retrajo el consumo. Eso es una regla", concluyó Peralta Ramos.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Gabriel Atilio
Gabriel Atilio 23/03/2017 09:03:38

SRES COMENTARISTAS, AYUDENOS A DIFUNDIR ESTA LEYENDA PONGA ABAJO DE CADA COMENTARIO NO OLVIDE QUE EN SU BARRIO HAY JUBILADOS QUE LUEGO DE UNA VIDA DE TRABAJO PASAN HAMBRE IGNORADOS POR LOS GREMIOS, LOS MEDIOS ETC , AL LADO DEL HAMBRE TODO ES PAVADA

Lisandro Martinez
Lisandro Martinez 23/03/2017 08:49:55

los negocios se dediquen vender y que no sean bancos... si no son cuotas son intereses o directamente creditos personales, pero la ropa ya sea nacional o importada sale tan cara como la electrónica