Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por debilidades de oratoria, ejecutivos argentinos recurren a clases de standup

Un relevamiento realizado entre más de 100 CEOs de empresas locales mostró que consideran que sus equipos ejecutivos tienen grandes falencias a la hora de comunicar sus ideas en reuniones internas o en presentaciones. Surgen nuevas herramientas de capacitación. Poca preparación previa, falta de claridad en el mensaje y la incapacidad para sintetizar son las principales problemas detectados

Por debilidades de oratoria, ejecutivos argentinos recurren a clases de standup

Comunicar ideas o realizar presentaciones parece ser un punto débil para los ejecutivos argentinos, tanto en reuniones internas como en charlas públicas. Poca preparación previa, falta de claridad en el mensaje y la incapacidad para sintetizar son las principales falencias que señalan los directores de empresa a la hora de evaluar a los miembros de su equipo. Con un condimento nuevo: las videoconferencias, que también los obligan a manejar códigos y un lenguaje corporal diferente.

El IAE Business School realizó recientemente un relevamiento entre más de 100 directores de empresas locales, grandes y medianas, sobre las capacidades de comunicación de los ejecutivos a la hora de transmitir ideas en presentaciones de negocios. "Notamos que para los directores el tema era más importante de lo que imaginábamos y que las capacidad eran bastante malas", relató Javier Silva, director del Programa Blá del IAE Business School, que ofrece un entrenamiento intensivo para ejecutivos que buscan comunicar con mayor calidad e impacto.

En la encuesta, los número uno de las compañías debían calificar las capacidades de comunicación de sus ejecutivos con un puntaje de 1 a 5 y el promedio general apenas superó los 2 puntos.

Entre las fallas, la más común resultó no cumplir con los tiempos predefinidos para dar el mensaje (2,6 puntos). "Una gran compañía, por ejemplo, en su casa matriz de Inglaterra, le da a cada uno de sus reponsables globlales de marca apenas 15 minutos para sus presentaciones y no les dejan usan soportes informáticos. Se llega a ese nivel", destacó Silva. Señaló otras debilidades como no incluir la información correspondiente para respaldar lo que se quiere transmitir y por el contrario sumar datos innecesarios o no poder enfantizar conclusiones finales.

Por eso, los programas para entrenar a los ejecutivos incluyen cada vez más técnicas innovadoras como las clases de stand-up, que no necesariamente buscan hacer del ejecutivo un comediante. "Es importante que las presentaciones sean entretenidas. Si el ejecutivo detecta algún defecto en su comunicación, es bueno decirlo antes de que los demás lo noten o lo piensen. Eso baja las barreras propias y del auditorio", indicó Silva. "El típico estándar americano de empezar con un chiste, moverse y cerrar con algo al final no funciona para todos. Hay herramientas para que cada persona detecte debilidades y fortalezas", explicó.

Además de aprender los ritmos de cómo se habla en público y de estudiar el lenguaje de los gestos y del cuerpo, los ejecutivos aprender la importancia de contar una historia (storytelling) porque, aunque se esté hablando de fríos números financieros, siempre se puede encontrar un héroe y un villano.

Según Silva, en las compañías locales no suele haber una cultura homogénea o un estilo definido internamente para realizar presentaciones, pero los propios directivos reconocen su importancia. "Los CEOs ven muy relevante la capacidad de presentación de sus ejecutivos para lograr mejores resultados en la empresa. La capacidad de comunicación interna es fundamental para responder rápidamente a los cambios y eso no tiene una solución digital, es una solución humana", opinó. Y agregó que quienes comunican mejor tienen mayores posibilidades de ascenso en la compañía.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar