Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por alza de los costos, se obtendrá menos de u$s 30 por hectárea cultivada

El productor agrícola deberá apelar a la tecnología para "aumentar su productividad", según un informe de Agripac. Será difícil para campos que ya la aplican

Un equipo fumigando, costos al alza y rentabilidad en baja

Un equipo fumigando, costos al alza y rentabilidad en baja

La situación del campo se ve complicada durante 2017 por un escenario económico con atraso cambiario, inflación, paritarias, aumento de costos dolarizados, la tónica bajista que ofrecen las commodities agrícolas, que dejarían de u$s 20 a u$s 30 por hectárea cultivada. Así lo indicó Pablo Adreani, especialista granario de la consultora Agripac, quien refirió que la rentabilidad del sector agrícola no dará lugar a "lujos" durante la presente campaña, y consideró que "la diferencia puede estar en contar la ganancia o asumir pérdidas" para un productor.

Según Adreani, el escenario económico para la actividad agrícola durante 2017 ofrece "un dólar atrasado, un nivel de inflación por arriba de la devaluación, un aumento de las tarifas de bienes y servicios en pesos, además de un aumento proyectado para los salarios en términos reales, implican en la realidad de los productores un consistente aumento de los costos de producción: es parte de una película que ya hemos visto muchas veces", dijo.

El especialista manifestó que ante el aumento de costos productivos y el aumento previsto en los rindes de indiferencia, llevan indefectiblemente al productor agrícola a "aumentar su productividad". Allí, algo que resultó ya evidente durante la presente campaña fue el empleo de herramientas tecnológicas para aumentar la productividad, con un alto nivel de fertilización y el empleo de semillas de alto potencial de rendimiento.

Sin embargo, a juicio de Adreani, actualmente resultaría "muy difícil" de lograr un necesario incremento en los niveles de productividad deseados para un campo que ya está rindiendo sobre su máximo potencial. Por ello, la búsqueda de una mayor productividad para compensar el alza de costos podría no resultar, atento al trabajo que ya viene realizando el campo.

El riesgo se magnifica si el productor no toma los recaudos necesarios para consolidar un buen nivel de productividad, ya que la pérdida de cosecha gruesa podría gestarse por no completar los pasos necesarios.

Según Adreani, las perspectivas económicas, donde se incluye a la dolarización de los costos, inflación, atraso cambiario y otros ajustes como salarios, podría abrir la puerta a la obtención de una ganancia promedio que rondaría los u$s 20 a u$s 30 por hectárea.