Pinturas devaluadas: las obras del Siglo XIX, de mal en peor

En las casas de remate hay poca oferta de artistas nacidos en dicho siglo y las obras no consiguen altos precios. El segmento ofrece así buenas oportunidades

En las décadas del 70 y 80, las obras realizadas por artistas nacidos en el Siglo XIX gozaban de un gran mercado y estupendos precios. No sólo las vistas de Venecia, realizadas por Martín Rico, Federico del Campo y Félix Ziem, sino también toda la pintura italiana del ottocento así como las escenas andaluzas de los pintores españoles.
Todo aquello de tema oriental era arrebatado por los árabes en las subastas tanto en Londres como en Nueva York. Hasta había galerías de arte especializadas en este segmento del mercado, incluso en Buenos Aires, como Valmont y Saudades que ya no existen.
Además, en las casas de remate es poca la oferta de éstos artistas, ya que los marchands que pujaban en las mismas ni siquiera vienen al país.
Los diarios porteños estaban repletos de avisos comprando pintura europea, ya que durante los primeros 30 años del Siglo XX, los grandes compradores de obras estaban en Buenos Aires y en otras localidades del interior como en Rosario y también en Córdoba. De hecho, muchas de las obras que ahora se ofrecen en Londres fueron compradas por marchands españoles en la década de 70 en nuestro país. Como ejemplo, se pueden citar los dos Sorollas que se ofrecieron el jueves pasado en la capital de Inglaterra. Pero Chiristies solo pudo vender el 55% de lo ofrecido. Los más valiosos lotes no llegaron a las estimaciones más bajas y los mejores precios fueron en las bases mínimas. En este segmento estuvo la estupenda acuarela de Gustave Moreau (1826-1898) de 37 x 18 cm, que representaba a Salomé. Se vendió en u$s 600.000.
Para aquellos que visiten París, les recomiendo un lugar extraordinario que es el Museo del Artista que se encuentra a 500 metros de LOpera, y que reúne más de 8.000 obras. Además, es un palacio lindísimo por su arquitectura (14 Rue de La Rochefoucauld).
Jean Béraud (1849-1936) fue un gran pintor que desarrolló una temática que nos muestra la vida en la Belle Epoque. Una pequeña obra de 33 x 21 cm alcanzó los u$s 286.000. Otro genial artista de la época era Giovanni Boldini, de quien había lindos retratos de la familia Errázuriz y Gómez en nuestro país. Algunos se han vendido en un millón de dólares. Pero ahora se vendió un retrato en u$s 327.000. Es decir, un tercio de lo que se pagaban. De hecho, en la subasta solo se recaudaron u$s 4 millones. Al día siguiente fue Sothebys la que ofreció tres obras lindísimas de Sorolla (la de Christies no encontró comprador en u$s 900.000, pese a ser tema de Playa). Una que fuera de la colección de Salvador Fornieles en Buenos Aires no se vendió en un millón. Pero el mayor precio fue un velero de 111 x 91cm, pintado en Valencia y que también fue de colección porteña (Virginia Badino de Usanna). Se vendió en u$s 2,3 millones. Otro de un caserío que se había vendido en u$s 95.000 hace 20 años se pagó escasos u$s 234.000.
Una obra lindísima de un baño turco de Jean León Gérôme se vendió en u$s 330.000, cuando hace una década se hubiera vendido en el doble. Un artista que está muy barato en mi opinión es Camille Corot, el más importante paisajista del Siglo XIX. se vendió una obra estupenda en u$s 80.000, y hace tres semanas en Nueva York salieron a la venta 10 de sus creaciones que se vendieron entre u$s 30.000 y u$s 400.000. Como fue un artista muy plagiado, es muy importante la procedencia de la obra.
En el remate de esculturas del Siglo XIX las figuras fueron Rembrandt Bugatti y Pierre Jules Mene. Curiosamente, los mármoles que se vendían muy bien ahora no encuentran comprador. Londres era el mejor mercado para estos artistas pero ahora lo es Nueva York, Sothebys vendió este jueves en Londres u$s 7 millones y en Nueva York en la primera semana de mayo u$s 16,5 millones. No todo está inflado, hay segmentos como éste en el cual hay buenas oportunidades.

Tags relacionados