Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Pese al impulso del Gobierno, la Argentina sigue rezagada en inversiones para energías renovables

Brasil, México, Chile y Uruguay aventajan al país en capacidad instalada de energías eólica y solar. De todos modos, se mejoraron las condiciones para invertir en el sector

La participación de fuentes limpias no llega al 2% en una matriz energética basada en un 85% en hidrocarburos.

La participación de fuentes limpias no llega al 2% en una matriz energética basada en un 85% en hidrocarburos.

A pesar del fuerte impulso que le dio el Gobierno a las energías renovables este año, a partir de la licitación de 1000 MW del programa Renov.Ar y la subasta por 600 MW adicionales, llamada "ronda 1.5", la Argentina se ubica a la zaga entre los países latinoamericanos, en cuanto a la participación de fuentes limpias en su matriz energética. De acuerdo al informe de la consultora KPMG ‘El desarrollo de energías renovables en América latina y la Argentina’, el país se ubica en el último puesto en un ránking comparativo de ocho economías regionales.

Brasil, la mayor economía de la región, lidera la tabla con u$s 75.300 millones invertidos en el desarrollo de fuentes limpias en los últimos cinco años. Le siguen México, con u$s 11.700 millones y Chile, con u$s 8540 millones. Lejos, Argentina logró u$s 1800 millones y se ubica sexta superando sólo a Honduras y Costa Rica.
Aunque se trata de una economía menor, Uruguay es el país con mayor participación de energías limpias en su matriz energética. El año pasado alcanzó un 30% de su abastecimiento generado a partir de la energía eólica. Un caso sólo comparable al de Dinamarca, el líder mundial en este campo.

El informe de KPMG señala que "América latina tiene enormes ventajas comparativas para el desarrollo de energías limpias como solar, eólica, biomasa y mini hidroeléctricas, debido a sus enormes recursos naturales y la estabilidad de sus mercados, lo que permite generar ganancias y buenas condiciones de financiación para este tipo de proyectos". En este marco, "existe una oportunidad ideal para que Argentina aproveche el impulso generado por la entrada en vigencia de la Ley de Energías Renovables (Nr. 27.191, modificada en diciembre de 2015) para revertir la situación de actual desventaja en relación con el resto de los países de la región".

La normativa establece como meta alcanzar un 8% de generación de energías limpias para fines del 2017, y de un 20% en el 2025. La actual participación de fuentes limpias no llega al 2% en una matriz energética basada en un 85% en hidrocarburos.

A fin de atraer capitales al sector y cumplir con estas metas, el ministerio de Energía y Minería lanzó en mayo de este año la primera licitación del programa RenovAr1, para sumar 1000 MW de energía limpia adicional a la matriz energética. A fin de ofrecer garantías y financiación a los proyectos adjudicados, se obtuvieron avales del Banco Mundial y se creó el Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables (Foder) por $ 12.000 millones.

Esta primera licitación obtuvo 123 ofertas y se adjudicaron 17 proyectos por 1109 MW con precios promedio de u$s 69,50 por MW para eólica y u$s 76,25 por MW para solar. Debido al éxito de esta convocatoria, la cartera energética decidió lanzar un "repechaje" entre los proyectos no adjudicados por 600 MW adicionales.

Con los proyectos adjudicados entre ambas rondas, Argentina sumó este año 2400 MW de capacidad en renovables, los que -una vez en marcha- elevarán el aporte de energías limpias a un 4,5% de la matriz energética nacional. Además, según un reporte de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), existen proyectos de generación de energía limpia por mas de 7000 MW de potencia a la espera de financiación. El desarrollo de energías limpias en el país no sólo es promisorio desde el punto de vista ambiental ( evita emisión de dos millones de Toneladas anuales de gases de efecto invernadero, equivalentes a la polución de 900.000 autos), sino económico.

La energía limpia generaría un ahorro de u$s 300 millones anuales en la importación de combustibles (tomando como base un barril de petróleo a u$s 50), y ayudaría a revertir el déficit energético que se registra desde 2011.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Pablo Garibotti
Pablo Garibotti 14/12/2016 03:28:09

Dudosa nota a partir de que los números para los precios adjudicados en RenovAr 1 no coinciden con los informados por la Secretaría de Energía, además de informar números por MW (unidad de potenica) en lugar de MWh (unidad de energía)

Jorge Ignacio Andreotti
Jorge Ignacio Andreotti 14/12/2016 05:20:14

Es triste ver que los periodistas argentinos no logren entender la diferencia entre Potencia (KW) y Energía (KWh).