Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Perfil del conductor porteño: compran autos chicos, importados y nuevos o con poco uso

La mayoría de los autos comercializados en Capital Federal este año tienen esas características que distinguen al parque automotor. Además, solo 20 modelos concentran la mitad de las ventas. Y por cada 9 autos vendidos, se entrega una moto

Perfil del conductor porteño: compran autos chicos, importados y nuevos o con poco uso

Los porteños prefieren los autos importados, chicos y de poca antigüedad. Y lo mejor para ellos es que pueden comprarlos. Así lo demuestra el perfil del parque automotor adquirido en Capital Federal durante este año, según el último informe que elaboró la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires.

El estudio analiza los datos de las ventas de vehículos en el segundo trimestre del año, cuando se comercializaron en la Capital 66.857 unidades. El parque automotor activo es un poco más pequeño que hace un año. Totalizó las 1.443.982, 5441 menos que al cierre de 2015, equivalente a una leve baja de 0,4%. Aún así, durante el segundo trimestre, el 14,5% de los vehículos patentados en el país fueron radicados en la Ciudad. Esto coloca al distrito porteño como la segunda jurisdicción, después de la provincia de Buenos Aires con más autos patentados.

Según los porcentajes mayoritarios de cada una de las características, el perfil de los vehículos porteños corresponde al tipo "auto" y preferentemente del segmento pequeño y mediano, y con poca antigüedad (nuevos o con menos de 5 años de uso). Para llegar a esa conclusión se basaron en datos de la Dirección Nacional de los Registros Nacionales de la Propiedad del Automotor y de Créditos Prendarios (Dnrpa) y de la Asociación de Concesionarios de Automotores (Acara). Entre ellos, destaca que nueve de cada diez vehículos vendidos fueron autos y solo el resto, motos. De los autos, 57,1% participó de transferencias -es decir, ventas de vehículos usados- mientras que el resto (25.600 unidades) son patentamientos de unidades nuevas.

Para los 0 kilómetros vendidos, los registros de la Ciudad mostraron que en el segundo trimestre la prevalencia fue alta para los autos (77% del total); sobre el resto que fueron comerciales (livianos y pesados, de transporte o carga).
Dentro del segmento de los autos se destacan también por su peso los pequeños, con el 63,6%, y los medianos, con el 21,7%. Estos corresponden a los modelos llamados sedan y hatchback.

En cuanto al origen de los vehículos, la diferencia también es notable. Los importados tuvieron una participación mayoritaria en los patentamientos del trimestre con el 60% del total. Más se evidenció entre los automóviles, donde las unidades fabricadas en el exterior prevalecieron con el 69,4%. Para los nacionales, la mayor incidencia se registró en los de tipo comercial, donde la proporción es a la inversa. Los fabricados en la Argentina alcanzaron el 65,3% y los importados el 34,7%.

Para los porteños que no llegaron a comprar un 0 kilómetro, igualmente la preferencia estuvo puesta en los usados con menos antigüedad. Los registros del segundo trimestre muestran que el 66,5% de los vehículos de segunda mano comercializados tiene menos de 10 años de antigüedad.

Otra característica del parque automotor porteño que señala el informe tiene que ver con una alta concentración en las marcas comercializadas. Se vendieron 314 modelos distintos de autos en el segundo trimestre del año, pero solo 20 de esos modelos se quedaron con más de la mitad de los patentamientos (51,3%). Por el lado de las marcas ocurre lo mismo. Se vendieron 0 kilómetros de 34 automotrices. Sin embargo, solo cinco marcas representaron el 63,9% del total.

El mercado de las motos también tiene características propias en suelo porteño, aunque similares a las de los autos. La mayoría de las operaciones (un 58,4%) corresponde a patentamientos, es decir a la compra de motos nuevas. Y entre las usadas compradas, el 67,4% tiene una antigüedad de menos de cinco autos.