Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Paritarias 2017: anticipan que la discusión salarial rondará en aumentos de hasta 28%

Julián de Diego; Héctor Daer; Daniel Funes de Rioja y Hernán De Goñi

Julián de Diego; Héctor Daer; Daniel Funes de Rioja y Hernán De Goñi

Con el debate de fondo sobre cómo salir a competir con productos de calidad en el mundo, sin perder poder adquisitivo en el mercado interno, tres patas de la mesa laboral de la economía argentina sentaron postura sobre lo que vendrá. Por el lado empresario, Daniel Funes de Rioja, vicepresidente 1º de la UIA y presidente de COPAL, hizo hincapié en el desafío de asociar producción y trabajo con productividad y capacitación, al tiempo que alertó sobre que la Argentina "debe enfrentar el problema de la informalidad laboral".

En tanto, el panel que moderado por Hernán de Goñi, director de El Cronista, también fue compartido por Héctor Daer, secretario General de la CGT y diputado Nacional, quien proyectó que las paritarias 2017 dependerán de cómo se llegue a marzo y abril. Remarcó la necesidad de sostener el mercado interno y expresó su inquietud sobre las condiciones actuales de la economía, ya que "ninguna medida generó condiciones macroeconómicas para revertir la no creación de empleo genuino".

Puso como ejemplo la situación del sector textil, que ocupa la misma cantidad de personas que todo el agro, entre empleo formal e informal, pero que mueve tan sólo un 5% de lo que mueve el campo. "Si hay una mirada sólo de vincularnos al mundo, a ese sector lo destruimos. Hay que tener una mirada también social desde el Estado", se quejó.

Respecto al bono de fin de año, sostuvo que "cuando debatimos éramos concientes de lo heterogéneo del mapa empresarial, pero sabíamos que la necesidad de fondo era tener un salvoconducto para que se empiece a mover la economía e inyectar $ 30.000 millones al mercado, porque sino la caída en el consumo va a traer menor empleo".

Además, expresó que este año todos los sectores perdieron mínimamente un 6% de salario, contra la inflación. En las estimaciones de paritarias 2017, el consultor Julián de Diego, proyectó que las discusiones van a estar en torno al 22% y 28% de aumento de salario. "Si la inflación fuese cero, el único motivo por el cual pudiésemos discutir aumentos de salarios es por productividad. Pero calculo que en 2017 y 2018 la inflación todavía va a tener un nivel de participación significativa", afirmó. Sus pronósticos pasan por una inflación entre 20% y 25% para el año que viene.

"Hay que apelar a la madurez de todos los sectores para las paritarias. Deben lograr un acuerdo tal que permita seguir adelante con un proceso de reconstrucción que va a llevar varios años", afirmó.