Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para que lo use James Bond: Aston Martin lanza un ‘súper’ auto de casi u$s 4 millones

Será el modelo más caro de la historia británica y será también tan veloz como un Formula 1. Antes de ser presentado en sociedad ya tiene una demanda que duplica la oferta. Es desarrollado con el equipo Red Bull Racing, para competir con los modelos de Ferrari

Para que lo use James Bond: Aston Martin lanza un ‘súper’ auto de casi u$s 4 millones

El auto de calle más caro de la historia británica tiene una demanda dos veces superior a su oferta semanas antes de que Aston Martin lo presente al mercado. Ese interés se explica por serie de exhibiciones secretas que se han hecho para clientes adinerados de Mónaco durante este fin de semana.

El “hiperauto”, desarrollado por Aston y el equipo Red Bull Racing, será tan veloz como un coche de Fórmula 1 y se venderá a 2,5 millones de libras (u$s 3,6 millones). Inicialmente, el grupo fabricará cerca de 100 unidades y ya recibió expresiones de fuerte interés de unas doscientas personas.

El proyecto se llama en clave 001, por los estrechos vínculos de la marca con la franquicia de James Bond.

Aston aceptó volver a la Fórmula 1, después de una ausencia de 55 años, asociado con Red Bull y este último coche llega en un momento en que la compañía está intentando fortalecer su posición financiera.

A pesar de ser un ícono entre los entusiastas, y tener alto perfil por la franquicia de James Bond, el grupo registró ganancias por última vez en 2010 y se está embarcando en un plan de ampliación de sus instalaciones productivas valuado en 200 millones de libras.

En un primer momento, Aston ofreció su nuevo hiperauto a personas que habían comprado o su modelo 177 de 1,2 millones de libras o el Vulcan de 1,5 millones de libras, según cifras publicadas por la compañía en sus planes de ventas. También invitó a otros clientes de alto perfil que estaban de visita en Mónaco para el evento de Fórmula 1 ese el fin de semana, a ver su último diseño en un lugar secreto. Algunos de los principales directores de Aston, incluyendo el CEO Andy Palmer y el jefe de diseño Marek Reichman, supuestamente estaban en Mónaco con motivo de las exhibiciones. El grupo comenzará formalmente a recibir depósitos –que serán de al menos 250.000 de libras– el mes próximo, y los primeros modelos saldrán de la línea de producción de su sede en Gaydon, Inglaterra, a fines de 2018.

El proceso de venta no convencional, en el cual el auto llegó a Mónaco tarde a la noche y fue trasladado hacia su sala de exhibiciones secreta en un camión de incógnito, es parte del deseo de Aston de competir con Ferrari en el segmento automotriz de súper lujo seduciendo a multimillonarios y coleccionistas.

Aston también se está embarcando en un plan para renovar toda sus modelos más populares.

Ha presentado el DB11, un reemplazo de 140.000 libras para el DB9, y también comenzará a fabricar un crossover, el DBX, en su nueva fábrica en Gales del Sur.

La automotriz prometió presentar al menos dos automóviles más antes de que termine esta década.

El regreso de Aston a la Fórmula 1 es una manera de promocionar su marca en los mercados emergentes. Actualmente el 80% de sus autos –que son todos construidos a mano en el Reino Unido– se exportan, aunque la compañía aseguró que tiene amplio margen para crecer en los mercados emergentes.
“

La Fórmula 1 representa el mejor escenario mundial para dar a conocer mejor la marca Aston Martin”, aseguró Palmer.