Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Para los porteños, viajar en taxi será 15% más caro a partir de noviembre

El gobierno de la Ciudad autorizará en audiencia pública a subir 15% la tarifa de los taxis. Ya había aumentado 20% en marzo. Taxistas dicen que bajó 40% la cantidad de viajes

Taxistas, entre la suba de costos y la competencia de Uber

Taxistas, entre la suba de costos y la competencia de Uber

Taxistas porteños, asociaciones de usuarios y el gobierno de la Ciudad realizarán una audiencia pública el próximo lunes 31, en la que se definirá un aumento del 15% en la tarifa. De este modo, la "bajada de bandera" pasará a costar de $ 20,20 a $ 23,23, y la "ficha" cada 200 metros, pasará de $ 2,02 a $ 2,32.

"El incremento es necesario para cubrir los costos operativos, ya que los taxis no tenemos subsidios como los trenes y colectivos", señaló el titular de la Unión de Propietarios de Autotaxis (UPAT), Enrique Celi, a la agencia Noticias Argentinas.

Por su parte, Alejandro Costas, miembro de la asociación Taxistas Unidos, destacó que "no nos causa gracia subir la tarifa, pero la realidad es que había quedado relegada frente a la inflación y el aumento de costos. En especial el GNC, que subió de $ 4 a $ 9 por metro cúbico (equivalentes a un litro de nafta, aunque con menor autonomía)", explicó.

El dirigente confesó que, "en lo que va del año, la cantidad de viajes se redujo un 40%. Esto implica trabajar dos o tres horas más por día para ganar lo mismo que el año pasado".

"Cuando hay una situación de ajuste, lo primero que corta la gente son las salidas al cine, al teatro y a comer afuera, y con ellas los taxis. El impacto suele ser fuerte en la primera semana del aumento -reflexionó Costas-, pero luego la gente se acostumbra y vuelve, pero siempre en menor medida".

Si se aprueba el aumento en la audiencia convocada por Horacio Rodríguez Larreta para el lunes próximo -todo indica que así será, ya que hay consenso entre las asociaciones de propietarios, aunque no participó el Sindicato de Peones de Taxi que dirige Omar Viviani-, se tratará del segundo aumento en el año. El primero fue otorgado a fines de febrero y fue de un 20%, que sumado al 15% desde el mes que viene, equivaldría a "empatar a la inflación" estimada en un 35% anual por la mayoría de las consultoras.

Según fundamenta la convocatoria a la audiencia "resulta relevante analizar la evolución de los factores económicos involucrados en la actividad, como ser, el capital invertido, así como la modificación de los precios de la mayoría de los insumos utilizados en la explotación del mencionado servicio".

En tanto, un nuevo round de la pelea entre taxistas y Uber se definió en forma favorable al aplicativo esta semana, cuando El juez de instrucción Luis Zelaya se adhirió al dictamen del fiscal Jorge Ballestero y desestimó por "inexistencia de delito" la denuncia que la gremial de los taxistas había formulado contra 33 conductores de Uber por los presuntos delitos de "entorpecimiento del transporte, desobediencia, competencia desleal, instigación a cometer delitos y asociación ilícita".

En su cruzada anti-Uber, los taxistas porteños también habían sumado los reclamos por el subsidio a la tarifa de GNC y el de la tarifa, argumentando que el actual valor no alcanza para cubrir los gastos. Si bien los intentos de prohibir la aplicación fueron en vano, el gobierno porteño decidió desarrollar su propio aplicativo gratuito: Taxi BA, que aún se encuentra en fase de experimentación.

"Nos habían prometido que estaría disponible a partir de julio o agosto, y ahora dicen que a fin de año", se lamentó Costas, y también reconoció que "las manifestaciones y cortes de calles en contra de Uber, sólo han logrado hacerles más publicidad". Mientras tanto, nuevos aplicativos como Cabify llegaron al país para competir con Uber y los taxis. Salvo que en este caso, la compañía española prometió atenerse a las normas vigentes, contratando a choferes profesionales y pagando los permisos pertinentes y el seguro de responsabilidad civil.