Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para impulsar la producción y cumplir con los días de clases, el Gobierno elimina los feriados ‘puente’

Por decreto se justificó el cambio por el impacto en el sector productivo y para poder cumplir con los 180 días de clases. El nuevo cronograma plantea que los feriados nacionales que caigan en martes y miércoles serán trasladados al lunes anterior y los que coincidan con jueves y viernes, al lunes siguiente

Para impulsar la producción y cumplir con los días de clases, el Gobierno elimina los feriados ‘puente’

Con un decreto, el gobierno nacional modificó ayer el régimen de feriados: a partir de este año, no habrá más días ‘puente’. La medida elimina los feriados turísticos o fines de semana ‘extra largos’, que tenían lugar dos veces por año y que sumaban los lunes anteriores o viernes posteriores a un feriado nacional que cayera martes o jueves. Habían sido creados en 2010, también por un decreto del kirchnerismo.

El nuevo cronograma se adoptó a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) publicado ayer en el Boletín Oficial, luego de que un proyecto de ley sobre el tema no fuera tratado por el Congreso. Así, a partir de ahora, los feriados nacionales cuyas fechas coincidan con los días martes y miércoles serán trasladados al día lunes anterior y los que coincidan con los días jueves y viernes serán trasladados al día lunes siguiente. Se exceptúan de ese régimen –y quedan inamovibles– los feriados nacionales correspondientes al 1º de enero; lunes y martes de Carnaval; Viernes Santo; 1º de mayo; 25 de mayo; 9 de julio; 8 de diciembre y 25 de diciembre. Mas allá de los cambios, este año habrá en total 16 feriados nacionales a los que se suman días no laborables como el Jueves Santo, o los los que corresponden a quienes profesan la religión judía e islámica.

Para el Gobierno, según se explicó en el DNU, el establecimiento de dos ‘feriados puente’ por año tuvo como objetivo disminuir los efectos negativos de la estacionalidad del sector turístico y contribuir al desarrollo de las economías regionales, "pero generó dificultades para el cumplimiento de los días dispuestos para el ciclo lectivo y afectó la competitividad del sector productivo".


Al trasladarse una mayor cantidad de feriados nacionales, argumentaron, se genera un "balance entre el desarrollo de la actividad turística y el fomento de otras actividades productivas, encontrando un punto medio". Además, con el nuevo régimen modificado, se garantizan las condiciones para cumplir con la meta de 180 días de clases. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, sostuvo que la medida apunta a darle un "peso mayor" a los días lunes. "Es para que a quienes que trabajan medio día el sábado no se les haga el sandwich que se les hacía los viernes, y poder fomentar razonablemente la actividad turística", explicó.

Rápidamente, los sectores del turismo de Mar del Plata mostraron su desacuerdo.

"La política del Gobierno ahora es dar de baja los fines de semana extra largos y juega totalmente en contra de un destino turístico como Mar del Plata", indicó Avedis Sahakian, titular de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata.

Por su parte, el presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de esa ciudad, Miguel Angel Donsini, calificó al decreto como "un desastre", ya que esos feriados puente eran muy importantes para todo el sector turístico.

"Todas las ciudades turísticas nos vemos perjudicadas, pero en especial las ciudades chicas cuya principal industria es el turismo.

Durante esos cuatro días de fines de semana extra largos por los feriados puente llegaban unas 200.000 personas que alquilaban por 3 o 4 días departamentos que dejaban muchísimo dinero", indicó Donsini.

Por otro lado, la presidenta del Ente Municipal de Turismo, Gabriela Magnoler, destacó que lo importante es contar con fines de semana largos.

"Hay que defenderlos y superar el concepto de fin de semana puente", señaló la funcionaria.

Mientras que la intendenta de Rosario, Mónica Fein, consideró "lamentable" la decisión de que pueda trasladarse el feriado del 20 de junio, Día de la Bandera, que antes era inamovible.

"A través de un DNU retrocedemos en un reclamo histórico de todos los santafesinos y en una ley que impulsé siendo diputada nacional", advirtió Fein.

Para la intendenta, no hay que confundir fechas históricas con días turísticos. También se cambió la conmemoración del 24 de marzo, que antes era inamovible y ahora se correrá.