ASEGURA QUE EL TIPO DE CAMBIO OFICIAL DEBE ESTAR EN $ 12 POR DÓLAR

Para Eduardo Costantini la devaluación del peso es un hecho "inevitable"

Para el empresario, la cotización "debe ser realineada". Además criticó la ley que impide la venta de acciones de empresas privadas que están en manos del Estado

Eduardo Costantini es uno de los hombres fuertes de los negocios de la Argentina. Señalado como uno de los que más saben de finanzas y creador de un concepto único como desarrollador inmobiliario, se refirió a lo que, entiende, debería pasar en los próximo años en la Argentina apuntando directamente a un concepto básico: "la nueva administración va a tener que articular un programa macro, reducir el déficit, bajar la inflación y abrirse a los mercados de capitales", dijo.

El dueño del Malba habló con un grupo de periodistas, entre los que estaba El Cronista, con motivo de mostrar el desarrollo de su nueva ciudad-pueblo Puertos en Escobar y se refirió al tipo de cambio afirmando que "la devaluación es inevitable". Evitando mostrarse adepto a si se debe realizar gradualmente o a través de una política de shock, Costantini dijo que el tipo de cambio oficial "tiene que acercarse a otra paridad y adecuarse al nivel de precios de la economía". Agregó que "es muy difícil hacer un pronóstico, pero si uno lo ve en términos de precios relativos claramente el tipo de cambio tiene que ser otro, podría ser de alrededor de los $ 12. Lo que sí es claro es que se tiene que realinear".

La pregunta que surge de esa afirmación es qué se debe hacer con el cepo cambiario. En este sentido, el empresario se mostró partidario de los que afirman que se puede solucionar pronto. "Creo que se puede salir rápido del cepo, pero no es algo dogmático. Podría ser, quizás, que sea para algunos sectores sí y para otros no", dudó. Pero, de todas formas dejó en claro que siempre fue "partidario del libre mercado". Costantini no se quedó sólo en el movimiento de los precios relativos para avalar su explicación de reacomodamiento del tipo de cambio. Fue un poco más allá de la situación doméstica al señalar que el contexto externo "es mucho más complicado que hace cuatro años. Hay una desaceleración de la economía mundial con una fuerte caída de los precios de las materias primas. En 2008 se vivió una crisis de las economías centrales que derramó en los países en vías de desarrollo. Ahora la crisis es en los países emergentes. Se ve con el real a R$ 4 respecto del dólar y en el medio, tenemos una política cambiaria que hace caso omiso de todas esas señales".

Mientras repetía entender que entre los candidatos a presidente "hay consenso sobre que la inflación no es la deseada", aconsejó que para reducirla "van a tener que achicar el déficit público y eso va a ser atendido por cualquiera que gane porque van a pensar en el largo plazo". Sin embargo, descreyó de la "lluvia de inversiones" que pregonan algunos candidatos.

"Lluvia de inversiones no habrá. Hay gente interesada en invertir en la Argentina, pero hay que mejorar las expectativas y tener un programa macro coherente, si eso sucede va a venir", señaló Costantini. Aunque hizo una diferencia respecto a las inversiones industriales, donde dijo tener dudas porque "hay un exceso de capacidad instalada ociosa en el mundo".

"Lluvia de inversiones no habrá. Hay gente interesada en invertir en la Argentina, pero hay que mejorar las expectativas y tener un programa macro coherente, si eso sucede va a venir", señaló Costantini.

Un dato no menor de su empresa Consultatio es que fue la primera que sentó en su directorio a un representante del Estado a través de la Anses. Respecto a este tema le dijo a este diario que no le parecía una medida "adecuada" la sanción del la ley que impide la venta de acciones del Estado sin el respaldo del Congreso. "Fuimos los primeros en aceptar a la Anses en nuestro directorio porque creemos que quien tiene acciones tiene que estar el Estado tiene 25% desde la nacionalización de las AFJP y nos llevamos muy bien, entendieron la naturaleza de nuestro negocio", se sinceró.

Tags relacionados