Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Otro revés para los taxistas en una causa contra Uber

La Cámara del Crimen rechazó como querellante al sindicato de conductores de taxi. Ayer, un juez de primera instancia dictaminó en otra causa que Uber es legal.

Otro revés para los taxistas en una causa contra Uber

La Cámara del Crimen rechazó al sindicato de taxistas como “querellante” en una causa por “entorpecimiento de servicios públicos” contra el sistema de transporte de pasajeros Uber, en el segundo revés en dos días en las denuncias que iniciaron los taxistas contra ese servicio.

La Sala Séptima del tribunal resolvió de esa manera ante una presentación del titular del Sindicato de Conductores de Taxi de la Capital Federal, José Antonio Ibarra.

El sindicalista pretendía asumir la “representación de todo el colectivo” de conductores de vehículos de alquiler, pero los camaristas Juan Cicciaro y Mariano Scotto desestimaron el planteo.

“Una asociación sindical es una persona jurídica privada y en el ámbito penal no puede representar a sus afiliados si el delito aparece perjudicándolos individualmente”, sostiene el fallo.

Más información: La Justicia dictaminó que Uber es legal

De ello parece desprenderse que cada taxista, individualmente, debería plantear una querella contra Uber explicando por qué la actividad de esa aplicación de Internet lo perjudica.

Pero el fallo recuerda además que ya hay otra acción penal similar, también desestimada y actualmente en apelación ante la Sala Quinta de la misma Cámara, por lo que “se trataría de una denuncia repetida”, según advirtieron los jueces al recordar el principio “ne bis in ídem” (no se puede perseguir penalmente más de una vez por un único hecho).

Fuente: AGENCIAS