POR DEUDAS CON EL ORGANISMO TIENE EMBARGADA LAS CUENTAS

OCA logró que le habiliten un concurso de acreedores, pero la AFIP no le saca los grilletes

Tiene pendiente la renovación de su licencia, que la situación fiscal le impediría si no renegocia $ 4000 millones con la entidad. Una Cámara ordenó que se abra el proceso

Mientras el Correo Argentino y Ocasa diariamente incrementan la cantidad de tráfico de encomiendas que hasta hace un año se cursaban mayoritariamente por OCA, su principal accionista, Patricio Farcuh, consiguió formalmente ayer un respiro para la delicada situación de la firma.

La Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial le ordenó al juzgado 10 de esa jurisdicción que le habilite el concurso de acreedores, instancia necesaria pero no suficiente para que la AFIP rehabilite un plan de pagos y libere de embargos por una deuda de $ 4000 millones a las cuentas de la compañía que se asocia a Hugo Moyano.

En dos semanas más se le vence la licencia postal a OCA, y el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) debería renovarla. Para ello, OCA necesita tener una suerte de "libre deuda" de la AFIP, que no será otorgado mientras no se regularice su situación.

En un contexto en el cual la política liga la suerte de la empresa a la actuación de Hugo Moyano en la escena sindical, la decisión de la Justicia fue leída ayer como un guiño oficial para no asfixiar al presidente de Independiente y mentor del Sindicato de Camioneros. La suerte de su hijo titular del gremio, Pablo Moyano, en gran medida, pende de lo que suceda con OCA, donde hay unos 7000 afiliados. El sindicato protagonizó ayer protestas contra la reforma laboral.

Extrañamente pues niega ese vínculo societario, el propio Farcuh avaló esa lectura al reenviar el link con la noticia adelantada por La Nación con la información sobre el concurso.

Sin embargo, la medida de la Sala de la Cámara firmada por Sergio Altieri, Rosa Caram y el secretario Leonardo Todarelli, en principio le ordena la apertura del concurso al juzgado 10. Recién con ese trámite en marcha, podría apelar Farcuh a la AFIP para el levantamiento de los embargos, donde no sólo existirían fondos para girar comercialmente, sino también para hacer frente a la situación financiera de la compañía.

Fuentes de la AFIP le dijeron a El Cronista, que el dictado de la medida no implicaba la regularización de la situación de la firma. "La empresa generó deudas posconcursales por $ 4000 millones que tiene que saldar", dijeron. Según Farcuh, esas deudas no fueron contraídas por él, sino durante una usurpación de su compañía por ejecutivos históricos de la empresa, entre ellos el actual director ejecutivo del Correo Argentino, Gustavo Papini. De hecho, los acusa de haber dejado caer planes de pago con el organismo lo que llevó la empresa a la crisis. Gracias a una denuncia judicial, recuperó la empresa en marzo pasado.

Luego se presentó en concurso de acreedores en la Capital Federal, pero le fue rechazado y el trámite dirigido a Lomas de Zamora, donde se cursó el anterior concurso de acreedores en 2000, porque el domicilio de la firma original era en un baldío de esa jurisdicción.

Como lo había adelantado El Cronista, Farcuh manejaba un Plan B, si es que no se le renueva la licencia postal: la escisión de OCA en dos empresas y el traspaso de toda su actividad postal regulada por Enacom a una controlada por él mismo, Seprit, que no atravesó los avatares financieros de OCA.

Tags relacionados
Noticias del día