Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Nuevos recortes para la producción de soja: 55 millones de toneladas

La Bolsa de Comercio de Rosario calculó una baja de 5,7 millones de toneladas por el temporal de abril. Agroindustria coincide y habla de 1,2 millón de hectáreas sin cosechar

Agroindustria recomendó certificar la calidad de la soja para mantener "transparente" la comercialización

Agroindustria recomendó certificar la calidad de la soja para mantener

La producción de soja en la Argentina será de 55 millones de toneladas, casi 7% por debajo de la estimación de inicio de campaña, como consecuencia de las pérdidas derivadas de las inundaciones y el temporal que afectó a buena parte del área productiva durante abril último.

El cálculo fue dado a conocer ayer por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que detalló que desde su estimación de marzo, de 59 millones de toneladas, las pérdidas llegan a 4 millones de toneladas. Pero enfatiza que el evento climático "se llevó" 5,7 millones de toneladas de producción por las pérdidas directas, la baja en la calidad de los cultivos y los retrasos en la recolección, que generan una baja en los rendimientos.

Como contrapartida, indicó que "afortunadamente habría un aumento en la producción estimada en la provincia de Buenos Aires, que produciría 21 millones de toneladas, 2 millones más que lo previsto el mes pasado.

El Ministerio de Agroindustria, a su turno, coincidió con los pronósticos de recorte. Sostuvo que según sus cálculos, hay 1,2 millón de hectáreas que quedarán sin cosechar, lo que sumado a "mermas de rendimiento y bajas de calidad, representa una pérdida de casi 6 millones de toneladas".

Las pérdidas en la cosecha sojera local, por el temporal de más de 20 días de abril, impactaron en las cotizaciones internacionales de la oleaginosa, que saltaron 18% desde principios de abril hasta el 10 de mayo, cuando el contrato más activo alcanzó el mayor valor en 18 meses, tras superar los
u$s 400 la tonelada.

"Desastre pluvial sean ,tal vez, los términos que mejor describen a abril de 2016", enfatizó el trabajo de la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la entidad rosarina, en el que calculó que más del 56% de las pérdidas en volumen se dan en la provincia de Santa Fe, donde estimó una retracción en la producción sojera de 3,2 millones de toneladas. En tanto, le restó 1,5 millón de toneladas a la producción en Entre Ríos, y otro millón para la de Córdoba.

Según la BCR, la pérdida en volumen y en caída de rindes, además implica una caída de u$s 2200 millones en exportaciones sojeras totales, de las cuales más de u$s 1240 millones corresponden a Santa Fe.

El trabajo resalta, además, que el avance de la cosecha cubrió 45% del área sembrada en la zona núcleo, cuando a esta altura del año pasado ya se había recolectado más del 80% de los cuadros.
El retraso en la cosecha de soja también esta demorando las tareas en la recolección de maíz, lo que podría derivar también en pérdidas para el cereal "aunque no de la magnitud" evidenciada en la oleaginosa, por lo que la entidad rosarina mantuvo en 25 millones de toneladas su previsión de producción total del cereal.

Certificar calidad

Tras el temporal y los diversos problemas que generó en la calidad de la soja, la cartera que dirige Ricardo Buryaile recomendó "una serie de alternativas para mantener la transparencia y la previsibilidad al momento de comercializar el grano".

En ese marco, Agroindustria aconsejó "realizar análisis de calidad en laboratorios privados o de las Cámaras Arbitrales de Cereales y Oleaginosas, a fin de anticipar la calidad de la mercadería a entregar, lo que posibilitará una mayor transparencia y previsibilidad al momento de comercializar el grano".