"Nuestros productos son en dólares, pero en Argentina vendemos en pesos y en cuotas"

Silvia Tenazinha es la gerente General de Oracle Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia. Ingresó a la compañía en 2009 teniendo a cargo la responsabilidad de incrementar la participación de la compañía en el mercado de aplicaciones empresariales. La ejecutiva tiene una amplia trayectoria anterior en este sector ya que también fue CEO de Proximitas y gerente de Negocios en SAP para la Región Sur. Además, es licenciada en Informática, egresada de la Universidad Del Salvador, y realizó cursos de capacitación en la Universidad de Harvard

Cuando se le pregunta por sus desafíos, Silvia Tenazinha gerente General de Oracle Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia menciona dos. Uno es "evangelizar" a los clientes, para que no se queden en modelos obsoletos o caros. El segundo es mostrar innovación. "No contarte que podés llevar tu contabilidad en forma más eficiente, sino que podés rearmar tu negocio en forma totalmente distinta", asegura.

¿El contexto económico complicó la exportación de servicios?
Nosotros importamos hardware y exportamos servicios, con lo cual tenemos balanceado el modelo. En la Argentina tenemos tres centros de servicios y de exportación de servicios. Hacemos proyectos totalmente remotos para los Estados Unidos, Brasil, México y Colombia. Después, tenemos centros de servicios internos, uno de ellos renueva la membresía de todos los partners del mundo y otro que es una fábrica de software. Desde acá, hacemos cosas que después se replican en el resto de los países.

¿Cuál es la ventaja que puede tener la Argentina como proveedor de servicios para el mundo?
Mucho talento y muy buenos profesionales, bien formados. El profesional argentino es muy buscado no sólo por su talento sino por su capacidad de adaptación. En otros países, en general, un programador o un consultor tiene un ámbito de desarrollo o especialidad acotado, de nicho. El consultor argentino está acostumbrado a hacer de todo. Quizás no exportamos tantos consultores de temas muy estándar, commodities, pero sí consultores que manejan temas de innovación. Desde la Argentina estamos implementando muchos proyectos "cloud" en la región y hay muy pocos profesionales que sepan hacerlo.

¿De qué forma compiten por precio con mercados como India?
Tratamos de no competir por precio y tener servicios más especializados o versátiles. Es un mercado donde el know how es mucho más valioso. Cómo armar un sistema de mailing inteligente en la nube es un conocimiento que un consultor en la India probablemente no tiene. Para hacer eso tenés que saber de marketing, comunicación y conocer la herramienta.

¿Cómo evolucionó el negocio de la compañía durante este año?
A nivel local, la Argentina siempre nos depara muchas sorpresas. Es una construcción día a día. La buena noticia es que estamos en una compañía de innovación y todos los negocios se están reconvirtiendo. No importa si es en la Argentina o en otro país: hoy el mundo esta pasando por una revolución como la industrial, pero tecnológica donde todos los negocios se están reconvirtiendo. Y estamos como motor de esa revolución.

¿El único factor de esta reconversión es la tecnología?
La tecnología es el habilitador. Hay formatos de negocios distintos. Tenés dos pilares: el producto en sí mismo y la distribución. Lo que se está reconvirtiendo es la distribución, los canales, el e-commerce, la omnicanalidad, los canales alternativos. El asiento del avión sigue siendo el mismo, el tema es cómo lo adquirís. En la Argentina, en especial, el mercado es muy innovador. El consumidor argentino es un gran usuario de tecnología y todos estos modelos nuevos o alternativos tienen mucha cabida.

¿Por dónde pasan hoy las demandas de las empresas?
El consumidor está tres pasos más adelante que las empresas, en cuanto a la utilización de tecnología. A las empresas les cuesta adaptarse a eso. Las demandas que estamos recibiendo son básicamente la mejora de la experiencia de clientes, go to market, el tiempo de distribución de los productos. Pero como una respuesta a un requerimiento del usuario, no como un offering distinto.

¿Se frenan los negocios en un año electoral?
A nosotros nos está yendo muy bien. Y las empresas, por más que haya un cambio electoral, tienen que seguir comprando, vendiendo y produciendo. Tenés empresas donde este modelo fue un habilitador. Pero también empresas que se tienen que preparar distinto para una etapa nueva. Están las que quedan paralizadas ante lo nuevo y las que dicen me tengo que mantener en movimiento porque cuando llegue lo nuevo tengo que estar preparado. Apuntamos a ese target. Intentamos tener una mirada muy pro-mercado: por ejemplo, vendemos en pesos. Nuestros productos son en dólares, pero en la Argentina vendemos en pesos y en cuotas fijas.

No son muchas las empresas que lo hacen.
De hecho, son muy pocas. Por suerte lo podemos hacer y es un círculo virtuoso. Si tenés esa posibilidad ves que no está tan lejano. Una vez que probás que la tecnología es un habilitador, comprás más.

Tags relacionados