Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Nissan invertirá u$s 500 millones para fabricar una pick up a pesar del freno de la industria automotriz

La compañía japonesa incrementará sus negocios en el país en un contexto de fuerte freno de la producción y las exportaciones. Promete generar 3000 nuevos empleos

Nissan invertirá u$s 500 millones para fabricar una pick up a pesar del freno de la industria automotriz

Nissan firmó ayer con el gobierno cordobés un acuerdo en el que se compromete a realizar una inversión de u$s 500 millones para comenzar a producir un nuevo modelo de camioneta en la planta que la firma Renault posee en la provincia. Se trata de un proyecto que ya se había anunciado el año pasado y que permitirá la creación de 3000 puestos de trabajo.

La compañía contará con apoyo de la provincia, que subsidiará una parte de los salarios de nuevos empleados y del incremento del consumo de energía eléctrica, entre otros beneficios. La producción del nuevo vehículo, la Nissan NP300 Frontier que ahora se importa de México, comenzará a mediados de 2018 en la planta ubicada en el barrio Santa Isabel, en las afueras de la ciudad de Córdoba. Allí, Nissan prevé producir 70.000 camionetas por año.

El convenio se enmarca a la vez en el compromiso que el sector está asumiendo para invertir en el país a pesar de la situación crítica que atraviesa. Ya fueron seis las automotrices que anunciaron y comenzaron a desembolsar inversiones (Fiat, Renault, Volkswagen, Ford, Toyota y GM), que en total superan u$s 2300 millones. En paralelo, el primer semestre cerró con una caída en la producción del 14% y plantas que están atravesando suspensiones que equivalen a cerca de 4000 empleados fuera de sus puestos momentáneamente.

Aún con este panorama, el compromiso de Nissan es el inicio del desembarco de dos automotrices internacionales en el país, ya que el acuerdo contempla la incorporación posterior de la compañía alemana Mercedes Benz, que se sumaría con su propia pick up en 2019. Junto con otra camioneta de Renault, las tres compartirán algunos componentes de arquitectura, pero contarán con una identidad, diseño y atributos distintivos de cada marca.

"La llegada de dos firmas multinacionales automotrices ratifica el polo de producción automotriz que es la provincia", dijo el gobernador Juan Carlos Schiaretti al recordar que Fiat ya había anunciado inversiones por una cifra similar para fabricar automóviles en Córdoba.

El convenio detalla, entre otros puntos, que las camionetas tendrán inicialmente un 30% de componentes de fabricación local, con proyección de incrementar esa participación hasta el 50%. Schiaretti precisó además que los beneficios que contempla el acuerdo incluyen la ley de promoción industrial, que exime de los impuestos Inmobiliario, Ingresos Brutos y Sellos. También, un subsidio por cada nuevo operario que ingrese por un importe equivalente al 5,71% del salario de la categoría cuatro (unos $1150), por dos años y 25% de la mayor demanda de electricidad que se genere.

Por su parte, el presidente de Nissan Argentina, Diego Vignati, resaltó que "dentro de las estrategias de expansión regional que venimos llevando en Latinoamérica este era un proyecto muy necesario". En ese sentido agregó que la producción del nuevo vehículo, a definir, va a permitir aprovechar el potencial del comercio dentro del Mercosur en particular y en Latinoamérica en general". Agregó además que "pese al momento de crisis en Brasil pudimos avanzar en este proyecto porque trabajamos desde Nissan con la alianza con Renault, con el gobierno provincial y con la Nación. Hoy tenemos el resultado de ese trabajo en conjunto", remarcó Vignati. Como el proyecto implicará la apertura de 1.000 empleos directos y otros 2.000 indirectos, dijo el ejecutivo que "en un momento que hay zozobra en la actividad económica, que se ratifique que vienen a Córdoba nuevos puestos de trabajo es una gran noticia".