Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Nidera reestructura su estrategia comercial en el mercado agropecuario local

Replicará lo realizado en el área de híbridos, ahora en soja y en trigo. De todos modos, mantendrá el foco puesto en genética y tecnología para herbicidas e insectos

La compañía agroexportadora Nidera quiere cambiar su enfoque en la comercialización de semillas. La alta informalidad con la que convive la plaza local, sumado al nuevo clima de negocios que respira el mercado agroindustrial, decantaron en una redefinición de la estrategia comercial. En un primer momento, fue el área de híbridos (maíz, sorgo y girasol) y ahora le toca el turno a la soja y trigo. Para ello, avanzó con la designación de un nuevo gerente Comercial de soja y trigo: Pablo Colomar. Su impronta será llevar a la compañía a una relación más directa con el productor, tanto en materia de insumos como en manejo de cultivos. "Queremos entender y trabajar sobre la necesidad de los productores, y plantear un trabajo directo. La idea es ir más allá del trabajo a comercios e ir al trabajo en campo", afirmó Colomar a El Cronista. Uno de los puntos se basa en compartir con los productores información sobre interacciones entre genotipo y ambiente, con la que cuentan los programas de soja y trigo de la compañía. Aspiran no sólo a optimizar las decisiones de los productores sino también a hacer crecer los programas de mejoramiento de cada cultivo. "Queremos llegar a más localidades y entender las necesidades de cada cultivo en cada región", afirmó Colomar. La estrategia se da en un mercado que el ejecutivo considera de alta informalidad, con "grandes porcentajes que no reconocen la propiedad intelectual. Hoy el productor necesita que las empresas inviertan más en tecnologías, porque con el efecto de la nueva Ley de Semillas y toda la discusión que está habiendo en el tema se empieza a reconocer más el valor de la propiedad intelectual", afirmó y pronosticó mayor inversión en programas de investigación.
Respecto del ciclo agrícola 2016/17, destacó que se trata de una campaña bisagra. "Estamos probando nuestras variedades con las tecnologías Xtend, de Monsanto, y Enlist, de Dow. Serán clave para enfrentar el problema de las malezas", cuenta. Nidera, que reporta ventas por $ 14.471 millones anuales, tiene una oferta de cultivares para las distintas zonas agrícolas y un programa de soja enfocado a malezas e insectos: la mitad está cubierta con variedades con las tecnologías Intacta y STS.