Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Nacen los ‘pentamillonarios’: hombres ricos que gastan de a u$s 5 millones en gustos personales

Solamente, en Estados Unidos llegan al millón de personas. Son hombres de fortuna que acumulan activos personales por u$s 5 millones nada más que para invertir en gustos personales. Según un estudio, se trata de hombres y mujeres que no tienen que preocuparse por el dinero, porque el monto está considerado como suficiente "para vivir sin preocupase"

Nacen los ‘pentamillonarios’: hombres ricos que gastan de a u$s 5 millones en gustos personales

Ser millonario ya no alcanza. Ahora para considerar a alguien realmente rico hay un nuevo grupo: los "pentamillonarios".

Se trata de una categorización que incluye a los más ricos de los ricos o personas con activos personales superiores a los u$s 5 millones libres para invertir entre los 33 millones de millonarios que estima el banco suizo Credit Suisse hay alrededor del mundo.

En los Estados Unidos, esta ‘nueva raza’ acumula un millón de personas, según un estudio de la firma consultora Boston Consulting Group (BCG). Esta cantidad representa apenas uno entre 320 compatriotas y se trata de una categoría en franco crecimiento en algunas de las mayores economías del mundo.

"Los pentamillonarios nacen para recobrar el condimento de excepcionalidad", asegura el trabajo de BCG en el que también se destaca que el grupo crece rápidamente en muchas de las mayores economías del mundo. Por ejemplo, en Estados Unidos, cada año aumenta su cantidad de miembros en 5%. Y la cifra de los u$s 5 millones no es arbitraria ya que se estima es la cantidad necesaria para poder vivir sin preocuparse por su supervivencia financiera.

"Hay asesores financieros que no se molestan en hablarte si no tienes al menos u$s 5 millones", le comentó a BBC Mundo, Tom Wynn, ejecutivo de Spectrem, consultora especializada en personas de altos ingresos. La aparición de esta nueva clase de hombres ricos ya está provocando impactos tanto económicos como sociales. Con este crecimiento del número de personas de altísimo poder de compra, por ejemplo, el mercado de los productos de lujo se vuelve cada vez más poderoso.

"Este grupo grande de personas con esos recursos puede hacer una diferencia en ciertos segmentos", explicó Wynn a BBC Mundo. Un ejemplo es el caso de Rolls Royce, que llega a vender más de 4000 de sus automóviles más caros cada año.

Y si bien antes el lugar de residencia de la mayoría de estos millonarios era en grandes ciudades como Nueva York, ahora cambiaron y están más dispersos en otras ciudades.

Pero, por otro lado, su forma de vida se contrapone a la de la mayoría de la población, que tiene que enfrentar los problemas financieros normales. Así, la creciente desigualdad en las sociedades occidentales es uno de los grandes fenómenos políticos en Europa y América del Norte.

"No es casualidad que hayan surgido movimientos populistas cuando el común de la gente ve que hay un grupo notorio de personas ganando sumas escandalosas cuando la mayoría enfrentan dificultades para mantener su estándar de vida, y una minoría sustancial vive en la pobreza", destaca la publicación.

Con el incremento de los ‘pentamillonarios’ también crece el número de personas que recibirán fortunas heredadas, lo que marca un cambio importante para un país como Estados Unidos, que se considera a sí mismo como una tierra de emprendedores que surgieron por esfuerzo propio.

Con todo, según el informe Riqueza mundial 2016 de BCG, las fortunas privadas en América Latina crecieron 7% en 2015, tasa un poco más baja que el 8% registrado en 2014. La expansión de la riqueza se frenó por el bajo rendimiento de las economías más grandes, Brasil y México, que representan más de la mitad de la riqueza de la región.