Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Mujeres líderes, entre la culpa y el empoderamiento

En el marco del primer 'Women Leadership Forum', organizado por El Cronista y la Revista Apertura, ejecutivas de distintos sectores revelaron cuales son los desafíos del sexo femenino en el mundo laboral de hoy.

Mujeres líderes, entre la culpa y el empoderamiento

Ocupar un cargo estratégico en una empresa, ser madre, esposa, llevar adelante al mismo tiempo una casa y una compañía sin fallar y sin culpas. Puede sonar a mucho, pero estas son apenas algunas de las exigencias que las mujeres deben afrontar en el mundo de hoy, que les exige rendir con un 10 en todas las áreas. 

El rol de la mujer fue analizado en el marco de la primera edición del Women Leadership Forum, organizado por el diario El Cronista y la Revista Apertura.

El evento, que reunió a mujeres que ocupan importantes cargos en firmas nacionales e internacionales, sirvió para demostrar que si bien hay un avance en el lugar que ocupa el sexo femenino en puestos jerárquicos, todavía falta mucho para alcanzar un escenario parejo respecto al sexo masculino.

“El 48% de las mujeres rechazaron una promoción en su cargo por su impacto en su vida familiar. De las que trabajan el 45% se siente culpa por el cuidado de los hijos, la limpieza del hogar o su apariencia física y el 55% de las que no trabajan pero están preparadas también siente culpa”, reveló Mónica Flores, presidenta para Latinoamérica de Manpower Group quien destacó el importante rol que “la culpa” desempeña en la carrera de una mujer.

Flores consideró que para que esto cambie “hay que cambiar los estereotipos y empezar a entrenar niñas y niños” con otra forma de pensar y “todos los días hay que pensar y repetirse ‘no soy culpable de nada’ y recordar hacer siempre cosas para una”.

En sintonía, Belén Elgoyhen, científica ganadora del premio L’Oreal Unesco reconoció que cuando nació su hijo debió trabajar y superar las culpas a la hora de volver al trabajo. “Si estaba en casa pensaba que estaría pasando en el laboratorio y cuando estaba en el laboratorio quería estar en mi casa. Me ahogaba, fue algo difícil que solo pude manejar con la experiencia]”, recordó y criticó que muchas veces son las mujeres las que se “autodiscriminan o se relegan por la familia”.

“Yo puedo decir que hice un master en reuniones en las que era la única mujer”, bromeó Karen Vizental, vicepresidenta de Comunicaciones Corporativas & Sustentabilidad de Unilever para Latinoamérica y el Cono Sur cuando recuerda sus primeros pasos en el mundo ejecutivo con supremacía de hombres.

Vizental sostuvo que a diferencia de lo que pasaba años atrás, hoy las nuevas generaciones “entienden el balance entre la vida personal y profesional”. “Esto no es un tema de hombres y mujeres, es un tema de ambos. A veces nuestras propias enemigas somos las mujeres”, reconoció.

Luly Dietrich es directora general de ‘Mujeres al Volante’ y presidenta del Consejo Familiar del Grupom Dietrich. Desde chica se abrió camino en una familia rodeada de hombres y una firma familiar en la que compartía el desafió con los mismos hombres. “Hoy apenas el 30% de las licencias de conducir son de mujeres. Necesitamos más mujeres al volante. Me parece que todo sucede por responsabilidad tanto del hombre como de las mujeres”, analizó. 

Para Silvana Relats, directora general de Hoteles Panamericano, la hotelería es uno de los sectores “que más apertura dio a la mujer” que no les pone “obstáculos y las hace sentir confortables”, mientras que Yanina Nuñez, gerente general de Copa Airlines Argentina planteó que “es buenísimo que los hijos vean que la mamá trabaja y disfruta de lo que hace y que como mujer está en igualdad de condiciones”. 

Mariel Fornoni, socia directora de la consultora Management & Fit destaca que mientras el 90% de los funcionarios son hombres, “las 3 dirigentes que mayor imagen positiva tiene son mujeres, entre ellas María Eugenia Vidal, Margarita Stolbizer y Elisa Carrió, que generan empatía”.

Denise Henry tiene 33 años, 4 hijos y un cargo ejecutivo como COO de Apex América. Para ella, tener a cargo un hogar y una empresa no es una tarea imposible si hay organización y reconoce que “a veces no son los hombres los que no nos dan el lugar, somos nosotras no dándonos el lugar”.

“Muchas veces tengo un montón de culpa pero el secreto es buscar cosas que te apasionen y también dejar que te vean como sos con tus luces y oscuridades“, aconsejó.

Paula Cavicchioli, directora general de Lifan Argentina, consideró que haber pasado un mes entero en Bariloche con los boy scouts le enseñó a enteder todo lo que podía y no hacer y haber entrando y participado en un equipo de hockey le enseñó a trabajar en equipo y potenciarse con los demás.

Del evento participaron además Marcelo Zimet, director general de L’Oreal Argentina, quien sostuvo que “la equidad y el empoderamiento de la mujer todavía está muy lejos de los resultados que se están buscando” y planteó la necesidad de “más mujeres líderes con la capacidad de cambiar al mundo”.

Por su parte, Axel Gegenschatz, gerente general para el Grupo de Mercados del Sur de AVON, coincidió que “el empoderamiento de la mujer es el destino” y señaló que “la equidad salarial a nivel mundial es un desafío enorme”. “Hay más permeabilidad y diálogo en empresas lideradas por mujeres, aunque todavía quedan muchas barreras desde el punto de vista cultural y legislativo”, analizó.