Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Millennials argentinos, menos preocupadospor el salario que por el desarrollo profesional

Una encuesta realizada en nuestro país entre trabajadores que tienen de 20 a 34 años de edad revela que hay valores que ya son universales. A la hora de decidir irse o quedarse en una empresa, como los europeos y norteamericanos ya priorizan las oportunidades de capacitación y crecimiento profesional antes que el sueldo.

Millennials argentinos, menos preocupadospor el salario que por el desarrollo profesional

La generación de "trabajadores del milenio" (nacidos entre 1983 y 1994, y que ingresaron al mundo laboral ya entrado el siglo XXI), parece compartir características similares en todo el mundo más allá del contexto económico de cada país. Así por lo menos lo indica un reciente estudio realizado por IDEA en un centenar de empresas argentinas, destacando que esta franja etaria es la de mayor rotación laboral y menor sentido de pertenencia en comparación con las generaciones X, (nacidos entre 1963 y 1982) o la anterior de los "baby boomers".

Según el estudio "Los millennials en la empresa argentina", que incluyó encuestas a más de 1000 empleados de esta generación y cien responsables de Recursos Humanos en empresas pequeñas, medianas y grandes de distintos sectores, "el trabajo es definido por los jóvenes en primer lugar como un espacio de crecimiento personal (56% de las respuestas) y en segunda instancia una "fuente de estabilidad económica" (39%).

Al ser consultados sobre los motivos que los llevaron a tomar su empleo actual, en primer lugar aparece "desarrollo de carrera"(23%), seguido por el "prestigio de la compañía" (21%) y los "desafíos del puesto" (15%). Luego aparecen la "estabilidad laboral" (14%), la remuneración (14%), el equilibrio entre trabajo y tiempo libre (7%), el horario flexible (5%) y las oportunidades de capacitarse en el exterior (3%).

En tanto, la baja posibilidad de desarrollo (23%), la baja remuneración (21%), las tareas monótonas (15%), el mal clima laboral (14%), los horarios rígidos (14%), y la mala relación con superiores (5%), son los motivos más mencionados -según los responsables de Recursos Humanos de las compañías-, para dejar el empleo.

Durante la presentación del estudio, Daniela Simoes, Gerente de Gestión de Personas del Grupo Omint y docente de la Escuela de Negocios de IDEA, señaló que "aún en el actual contexto económico, si bien la remuneración es importante, no es lo determinante a la hora de decidir si quedarse o dejar un empleo". Lo que motiva a los jóvenes es "la posibilidad de hacer algo valioso para sus vidas y crecer tanto en lo personal como en lo profesional. Quedarse estáticos en una posición es algo que no toleran", destacó por su parte Luis Aragón, director de Recursos Humanos del Banco Santander y co-autor del informe de IDEA.

Desde un punto de vista generacional, Joaquín Pérez Bay, Ejecutivo en IBM y miembro de IDEA Joven, apuntó que "los millennials no tienen el concepto de equilibrio entre la vida personal y laboral, porque para ellos todo forma parte de lo mismo y pretenden divertirse en el trabajo haciendo lo que les gusta. Del mismo modo, consideran que la carrera que han elegido es más un paradigma mental que un conjunto de herramientas para el trabajo, ya que los conocimientos y tecnologías se van renovando todo el tiempo y esto los impulsa a estar continuamente actualizándose".

De hecho, la mayoría de los encuestados consideró a las capacitaciones externas e in company como muy importantes. También mencionaron, como relevantes para mejorar el clima laboral y la productividad, el trabajo por objetivos en lugar del cumplimiento de un horario, la incorporación de tecnología para facilitar la colaboración, el aprendizaje a distancia y la automatización de procesos. Sin embargo, sólo el 40% de las empresas relevadas desarrolla planes de capacitación, rotaciones y flexibilidad horaria.