Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Micros de larga distancia lanzan fuertes promociones para no seguir perdiendo clientes con las aerolíneas

Los precios de los tickets aéreos los obligan a lanzar propuestas tipo ‘paga uno viajan dos’. Y reclaman nuevo marco regulatorio para ser más eficientes

Los tickets aéreos se venden con descuentos que los abaratan frente a los de los micros

Los tickets aéreos se venden con descuentos que los abaratan frente a los de los micros

Las empresas de micros de larga distancia lanzaron una serie de promociones para atraer pasajeros este verano y dar, así, pelea a los fuertes descuentos que hacen las aéreas desde los últimos meses a varios destinos de cabotaje, rebajas que acercan el valor de estos pasajes a los del transporte terrestre.

Muchas empresas de larga distancia ofrecen 12 cuotas sin interés por el Plan Ahora 12, al que algunas sumaron 18 cuotas, todas sin interés, por ese mismo programa. Varias cuentan además con paquetes turísticos que incluyen hotel, a menores precios. Y, además, por ejemplo, Plusmar ofrece 4x2 en pasajes a la Costa Atlántica para grupos familiares; Flecha Bus, precios especiales a Mar del Plata desde Salta, Tucumán, Santiago del Estero o Río Hondo y cuotas a Florianópolis, Brasil; Andesmar, un 20% de descuento desde Mendoza a vario destinos y 10% de descuento con el Banco Nación; Chevallier, 20% de rebaja con Banco Patagonia y 4x2 también a Mar del Plata, 2x1 a Valle de Punilla, Córdoba y 30% de descuento a Catamarca; Cata, tres cuotas sin interés para Viña del Mar y La Serena, Chile, entre otras. Además de los descuentos de 30% a jubilados hasta diciembre, por acuerdo con el Ministerio de Turismo, ofrecen 10% de rebaja a ese público todo el año y 20% a estudiantes.

La oferta de múltiples beneficios no es casual. La cantidad de pasajeros en micro de larga distancia viene en caída en los últimos años: se redujo 28% entre 2011 y 2015, de 50,5 millones a 37,9 millones de personas; en ese lapso, los kilómetros recorridos se redujeron 15,3%, según la Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi), en base a datos de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT).

Las empresas reclaman, desde hace ya tiempo, varios cambios en el sector que les permitirían ser más eficientes para mejorar sus precios y ganar más clientes, como un cambio del marco regulatorio, una jornada laboral específica y permisos no precarios. Más, en un contexto donde se prevé que, en breve, aterricen más aéreas, lo que haría bajar más aún los precios de pasajes en avión. Aerolíneas, LAN y Andes ya cuentan con tarifas promocionales, a veces por tiempo limitado y otras, como el caso de Andes, más permanentes, cercanos a los terrestres.

"Estamos viajando con un 47% de ocupación promedio en los micros, salen la mitad vacíos; necesitamos un nuevo marco regulatorio que regule la actividad para poder adaptarnos a la demanda. Como por definición somos un servicio público, tenemos cierta regularidad que cumplir en forma obligatoria, aunque el micro salga vacío. Necesitamos un nuevo marco para poder quitar servicios a un destino sin demanda y agregar a otros, que lo necesitan. Y tener la posibilidad de tener código compartido como las aéreas", destacaron desde la Celadi.

Desde la Cámara aclaran que no están en contra del arribo de más aéreas. "Claro que no nos oponemos a la llegada de más líneas aéreas, no es un tema de unos contra otros, sino de uno más otros; el país es grande, se necesita a ambos. Los micros llegan a 1600 destinos, a la mayoría no llega al avión, el 80% son de fomento. Somos necesarios. Necesitamos una política clara de transporte; hay asimetría de subsidios, que recibe Aerolíneas y todas en combustible, y nosotros no, por ejemplo", explicaron. Al igual que el transporte aéreo, el terrestre también se rige por un sistema de bandas de precio mínimo y máximo, pero "en nuestro caso hay sólo una diferencia de 15% entre uno y otro, no nos permite jugar con la banda negativa en los días de menor demanda y subir en otros, como las aéreas", argumentaron.

Además, reclaman una jornada laboral específica: hoy es de 8 horas y cada micro debe partir con dos conductores. Aseguran que el relevo por postas sería "mejor y más eficiente". Y también buscan terminar con los permisos precarios. "Los permisos quedaron vencidos y los actuales son precarios, a la espera de un nuevo marco regulatorio; no tenemos respaldo legal a la hora, por ejemplo, de pedir un crédito", destacaron.