Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Mercados de arte, oro, finanzas y real estate: 50 años de inversiones volátiles

En el último medio siglo, el precio del oro fue el de mayor alza. Ocurrió igual con el arte; las inversiones inmobiliarias y el índice Standard & Poors. Pero con fluctuaciones

Por aquello de que los ciclos económicos y las épocas de siete años de vacas gordas y otros siete años de flacas, en algún momento debería haber una corrección en el mercado mundial del arte, que viene creciendo de manera impresionante desde la última crisis del 2008/2009.
Ya hubo una corrección considerada muy importante en 1990, cuando los japoneses que compraron todos los cuadros impresionistas que había en el mercado durante tres años y los daban en garantía a los bancos para tener más liquidez y comprar más. De este modo, vieron que la economía local no era boyante y tuvieron que desprenderse de ellos, asumiendo perdidas.
Esto marca que en los últimos 50 años, lo que más crecimiento tuvo fue el mercado de oro. En 1965, la onza valía u$s 35 y hoy vale u$s 1120, Es decir, trepó 32 veces. Pero es un mercado muy volátil, ya que en septiembre del 2011 la onza estaba a u$s 1923 y en cuatro años ha bajado un 42%, confirmado aquello que "no todo lo que reluce es oro".
En el caso del índice Stándard & Poors 500, representa la cotización de las principales 500 empresas que cotizan en la Bolsa de Nueva York, y tiene un valor mayor a u$s 4000 millones, cada una. En 1965, el valor de este indicador era de 87 y actualmente es 1905. Es decir que creció en cinco décadas 22 veces con fluctuaciones en los años 80 y también en 2003, 2009 y en el último año ha bajado un 7.5%. Y es bastante volátil.
En cuanto al valor del Real Estate, las inversiones inmobiliarias, ha crecido ocho veces en 50 años y es la de menor valorización de las que estamos estudiando.
En tanto, el mercado de arte ha tenido una valorización de 24 veces en 50 años, un promedio del 5% anual. Es el menos volátil de los analizados ya que tuvo las dos correcciones y creo que vendrá una tercera y estallará la burbuja, aunque debo reconocer que hace rato la espero, ya que el crecimiento enorme de los últimos cinco años me asusta.
Recientemente, en Luxemburgo se analizaron los resultados de un millón de subastas que permitieron estimar el crecimiento del mercado. Se nota un sobrecalentamiento del mercado y que vendrá una corrección severa, en especial en el arte contemporáneo que es el que más ha crecido en precios y es muy volátil. Hoy representa un tercio de las ventas de las grandes subastadoras que recaudaron el año pasado u$s 14.000 millones y piensan que la corrección será similar a la de los años 90.
Hay una oferta pobre de calidad del arte realizado en los últimos años y este será el responsable del colapso. Otro estudio realizado en Alemania sobre 1300 galerías de arte en Inglaterra, Estados Unidos y Alemania demuestra que un tercio de ellas pierden dinero y solo subsisten poco tiempo o se mantienen por razones de prestigio social. La mayoría de ellas vende arte contemporáneo; otro tercio sale a mano vendiendo arte de mercado secundario (obras que ya fueron vendidas alguna vez) y un tercio gana vendiendo artistas consagrados y también nuevos. La rentabilidad está en el orden de 6,5% y el mayor gasto es el alquiler de los espacios. Incluso, el estudio sostiene que a los artistas nóveles deberían cobrarles un 70% de comisión sobre el precio de venta para que la actividad sea rentable, lo cual me parece un abuso y una enormidad.
Esto pasa en el primer mundo. En nuestro país el mercado es una miniatura (u$s 10 millones) pese a que hay más de 100.000 personas con capital suficiente para invertir unos $ 200.000 (u$s 14.000) en obras de arte todo los años. Solo un 10% de ellos lo hacen, con lo cual la demanda es tan pequeña que la oferta nunca es cubierta y los precios están por el piso. De lo ofertado en subasta solo se vende un 50% un porcentaje muy malo y la oferta no es de la calidad que los buenos compradores esperan. Ojalá Cambiemos!!!

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar