Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Mercado laboral profesional en 'stand by': sólo se contratan ejecutivos para cubrir vacantes

Los grandes grupos y multinacionales evitan riesgos de cambios de estructura o aumento de empleados hasta no contar con una mayor previsibilidad sobre el futuro de la Argentina

El desempleo también afecta a los ejecutivos de grandes compañías y de multinacionales

El desempleo también afecta a los ejecutivos de grandes compañías y de multinacionales

Muchas compañías locales y, en particular, multinacionales, continúan con una estrategia de "wait and see" a la hora de generar nuevos puestos de trabajo. Según un relevamiento de la consultora PageGroup, especializada en reclutamiento, hoy el 75% de las búsquedas son por rotación de personal o para cubrir puestos existentes. "Es una situación que comenzó en 2012 y principios de 2013 y se mantiene sin variación en nuestro país, con ratios o picos de 80%", explicó Matías Tini, ejecutivo de PageGroup.

Según el análisis de la consultora, esta falta de creación de nuevos puestos se traduce, en la mayoría de los casos, en la decisión de las compañías de no querer asumir mayores riesgos de cambios de estructura o aumento de headcount –cantidad de empleados– hasta no contar con una mayor previsibilidad sobre el futuro de los negocios en la Argentina.

La foto es similar a la que reflejaron los números difundidos el martes pasado por el Indec, donde se reveló que el desempleo afecta al 9,3% de la población. Esto volvió a poner el foco sobre el mercado laboral. Aunque los números relevados por PageGroup se refieren al segmento profesional, un "nicho" acotado, se estima en un 5% del total de la población económicamente activa.

"Luego del cambio de gobierno, entre enero y febrero, hubo movimiento y buenas novedades con compañías extranjeras haciendo búsquedas para iniciar una operación en la Argentina. Pero se freezó, fue un primer aluvión de optimismo pero en los meses siguientes no se mantuvo como tendencia", explicó Tini.

Con todo, el ejecutivo ve buenas perspectivas para que la situación se revierta a partir del último trimestre de este año y comienzos de 2017: "La tendencia está empezando a cambiar. Aunque no lo vemos aún de manera efectivo, si no a través de sondeos o consultas que recibimos. El famoso repunte siempre se fue estirando pero lo que nos comentan los clientes es que la visión de la Argentina en las casas matrices mejoró muchísimo. Los CEOs globales que vinieron se llevaron una muy buena impresión".

El trabajo de PageGroup también destaca que esta situación es un factor común en todas las industrias, sin diferencias de sectores, excepto en las compañías de tecnología –digitales, punto com y plataformas de e-commerce– donde sí hay generación de nuevos espacios laborales. Tampoco hay distinción por puestos: los datos son similares para la base de la pirámide de profesionales (analistas) y para los puestos de media gerencia. En esos segmentos hubo mayor cantidad de creación de nuevos puestos mientras que en alta gerencia y en posiciones de dirección los porcentajes son más bajos.

El informe de la consultora también destaca que la falta de creación de nuevos puestos es más común en las grandes multinacionales frente a las pymes. Del 25% de nuevos puestos de trabajo, la mayoría corresponden a compañías nacionales o multinacionales con estructura de pyme, que son las que tienen mayor flexibilidad para manejarse en un escenario cambiante. "Contrariamente las búsquedas son muy bajas entre multinacionales sin operación en la Argentina queriendo aterrizar en el país", señaló Tini.

Uno de los factores que influyó en la rotación de personal entre profesionales y ejecutivos fue la inflación, que provocó que se pierdan los parámetros de las remuneración, lo que se sumó a la reticencia de las compañías para generar más posiciones.