CUMPLE A MEDIAS CON EL PEDIDO DEL GOBERNADOR DE SANTA FE, MIGUEL LIFSCHITZ

Mejorar sus operaciones en el Litoral, el objetivo de YPF para comprar Oil

La petrolera estatal pagará u$s 3,3 millones por mes, a cambio de la prioridad para igualar ofertas. YPF quiere quedarse con las instalaciones en el puerto de San Lorenzo

La petrolera estatal YPF operará los activos de Oil Combustibles durante al menos dos meses, con una cláusula de renovación por otro bimestre más. Pero lejos de estar interesada en la refinería y estaciones de servicio, a la empresa que preside Miguel Ángel Gutiérrez le desvela quedarse con las instalaciones que Cristóbal López y sus socios tenían en el Puerto San Martín, en la localidad santafesina de San Lorenzo, sobre el Río Paraná.

El juez Javier Cosentino, que actúa en el proceso de quiebra de Oil, definirá en cuatro meses cómo se reparten los activos. YPF declaró en numerosas ocasiones su interés en el puerto para mejorar su logística en la zona del Litoral, para evitar que sus camiones recorran mayores trayectos por las rutas argentinas para abastecer de combustibles a su red de estaciones de servicio.

Esta será la principal apuesta de YPF en el proceso, pese a que pagará u$s 3,3 millones mensuales durante dos meses para gestionar todos los activos de Oil. En esa línea, se asoció con Dapsa para venderle los combustibles que suministrarán a las 300 estaciones de servicio de la ex empresa de López. Las estaciones de Oil funcionarán, en este contexto, como lo hacen las blancas. El dinero que aporte la firma estatal servirá para pagar sueldos y deudas, y además se reserva el derecho a igualar la mejor oferta por cada uno de los activos en venta. Lukoil había ofertado $ 45 millones mensuales; Trafigura, $ 28,6 millones; mientras que Petroil, unos u$s 150.000.

De esta manera, YPF cumple a medias el pedido del gobernador de Santa Fe, el socialista Miguel Lifschitz, que le había pedido a principios de año a la compañía estatal hacerse cargo de todo. Fuentes con conocimiento de la causa, sin embargo, anticipan que los administradores de la quiebra de Oil Combustibles deberán hacerse cargo de colocar la refinería y las estaciones de servicio a otros interesados, entre los que se anotaban el trader Trafigura, Lukoil y la cooperativa de trabajadores. YPF asesorará a los administradores en la gestión de la refinería de San Lorenzo, con riesgo ambiental.

Oil Combustibles fue a la quiebra tras adeudar al Estado $ 8000 millones en Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC). Con los intereses, el pasivo ya supera los $ 21.000 millones. Oil era la empresa más importante del Grupo Indalo, en la que López estaba junto a Fabián De Sousa.

La llegada a fines del año pasado del empresario Ignacio Rosner a la gestión de Indalo agravó el problema, ya que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en ese momento conducida por Alberto Abad, rechazó la transferencia meses después y aceleró la quiebra.

La refinería de Oil llevaba hasta febrero 80 años de operación continua. Justo después del "festejo", apagó sus máquinas hasta hoy.

Tags relacionados