Marcha atrás a las cargas a las gaseosas

Tras una negociación con el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, el Gobierno decidió ayer dar marcha atrás con la suba de impuestos internos a las bebidas azucaradas, que anteanoche había recibido dictamen legislativo con cambios a la propuesta original. En una reunión de Manzur con el jefe de gabinete Marcos Peña, los ministros Dujovne y Frigerio y autoridades de la Cámara baja se acordó que el gravamen que tributan las bebidas frutales y otras similares se mantendrá en 4%, mientras que los de las gaseosas quedarán en el 8%. El proyecto de reforma reducía a 0% la alícuota para bebidas sin azúcar añadido y subirla al 17% gradualmente para las que sí lo tienen. El sector azucarero, que advertía sobre los efectos nocivos de la medida, comentó que, no obstante, persiste la amenaza para productores del NOA de la eliminación de los aportes patronales diferenciados también contenidos en la reforma, denunció el presidente del Centro Azucarero Argentino, Fernando Nebbia.

Más de Negocios