Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri prometió prorrogar la exención del impuesto a los espumantes hasta fin de año

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, aseguró que el Presidente publicará el decreto en breve. El sector apunta a que el Congreso elimine la ley en forma definitiva

Más de 120 bodegas producen champán. Se consiguen desde los $ 50

Más de 120 bodegas producen champán. Se consiguen desde los $ 50

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, anunció que el presidente Mauricio Macri resolvió extender la exención del impuesto a los vinos espumantes (champán), que vencía el 30 de abril, hasta fin de año.
Durante la Cena de Gala de cierre del Campeonato del Mundo de Sommeliers, Cornejo dio la noticia, tras conversar con el Presidente. En el sector esperan que el decreto sea publicado en los próximos días.

Pero, más allá del alivio por la prórroga, las bodegas apuntan a que directamente se elimine ese impuesto a través de un proyecto de ley que ya recibió media sanción del Senado, pero aún no fue tratado en Diputados.
Hasta 2005, la venta de espumantes tributaba un impuesto de 12,7% por ser considerado un bien de consumo suntuario. Pero, en febrero de ese año, las bodegas acordaron con el entonces presidente Néstor Kirchner invertir el dinero que deberían pagar por ese tributo más un 25% extra en mejoras en bodegas y viñedos, a cambio de la exención. La medida apuntaba así a impulsar las ventas de espumantes y mejorar la calidad.

Cristina Fernández renovó la exención anualmente, y el último acuerdo venció el 31 de enero. Entonces, Macri lo extendió pero sólo por tres meses, hasta el 30 de abril. Ahora, según Cornejo, lo haría hasta fin de año.

Las bodegas buscan eliminar el tributo a través del Congreso, con la media sanción que resta en Diputados; con la prórroga, ganan tiempo. "En principio, vamos a reunirnos el miércoles con la Comisión de Presupuesto de Diputados para conversar sobre la importancia de que se elimine y las razones por las cuales no debe regir", comentó Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola (UVA). "El espumante no es un bien suntuario. Es un vino, que además es la Bebida Nacional. No es de lujo, hay mucha variedad de precios y es elaborado por bodegas. Y su venta se desestacionalizó bastante", dijo Villanueva.

De hecho, si bien tradicionalmente los espumantes eran considerados suntuarios, sofisticados y exclusivos, para celebrar y con un dejo elitista, en los últimos diez años y de la mano de la exención creció la oferta de marcas, tornando más accesible su consumo: se consiguen desde los $ 50. En una década, la cantidad de bodegas que los elaboran pasó de unas pocas a más de 120 y su producción, de 22 a 46 millones de litros.

En la cena, Cornejo dijo que la prórroga se hará "en las mismas condiciones de reinversión que teníamos previamente". "Fue una tarea muy peleada, en momentos en que hay que recortar gastos y aumentar ingresos, que el gobierno quiere bajar la inflación, y que además quiere reducir el déficit fiscal, por eso todos los impuestos son bienvenidos. Explicamos durante estas tres semanas al Presidente que el espumante no es un artículo suntuario, que valía la pena exención por las reinversiones que hay detrás", dijo a Télam. "Fue muy esforzado explicarle en qué consistía, que venía del gobierno anterior pero que era buena esta medida, que todo lo que se había hecho anteriormente no era malo", agregó Cornejo.