Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Macri hizo mucho de lo que prometió y lo hizo bien"

Miguel C. Maxwell es el CEO de Deloitte Latco y presidente de Deloitte Argentina, Paraguay y Bolivia. Es también miembro titular del Board de Deloitte Touche Tohmatsu Limited. Ha sido socio del área de Auditoria de Deloitte por más de 25 años, y líder del mismo por seis años. Con una experiencia profesional de más 30 años, Maxwell atendió a empresas de las más diversas industrias, tanto nacionales como subsidiarias de compañías europeas y norteamericanas como Carrefour, Ledesma, Los Grobo, Standard Tobacco Argentina entre otras

La mirada de Miguel C. Maxwell sobre el futuro de la Argentina es similar a la del resto de los empresarios que creen que la economía se estabilizó y crecerá a partir del año que viene.

Referente de una de las empresas de auditoría más importante del mundo, el ejecutivo considera que la Argentina es seguida con atención por los capitales internacionales y sostiene que el gobierno de Mauricio Macri llevó a cabo una buena gestión en estos primeros 10 meses al frente del país. La semana pasada participó del 52 Coloquio de IDEA, en Mar del Plata, que dejó una mirada extremadamente positiva de los hombres de negocios sobre lo que viene para la Argentina. El ejecutivo también comparte los reclamos del sector privado a la política económica del Gobierno y a la necesidad de seguir profundizando el rumbo para ofrecer a los capitales un entorno con reglas más claras y menos restricciones. La consultora, una de las big four globales de auditorías y servicios a empresas, apuesta a crecer y beneficiarse de las inversiones que vendrán.

"Comparto la visión que quedó flotando en el Coloquio de IDEA, donde se notó el entusiasmo por lo que viene y por el cambio positivo de clima. Se trata de un reflejo del cambio de clima político. Hoy se puede hablar de todo. Es más, en el Coloquio hubo mucha presencia del Gobierno con casi todo el gabinete participando, conversando y escuchando a los empresarios. En coloquios anteriores no había presencia del Gobierno y hasta había temas de los que no se podía hablar", dijo Maxwell.

–¿Pero ese cambio de clima se va reflejar en la práctica?
–Sí habrá transformación de las expectativas positivas en hechos reales, de a poco va a suceder. Es cierto que hubo complicaciones. Fue un primer semestre complicado, con aumentos de precios, de tarifas. Con caída de actividad generalizada. Salvo el agro y lo que lo provee, en todos los sectores hubo ajuste. Nos faltan marcos para otros sectores. Como la energía, que no lo tiene. Pero es un sector donde habrá muchas inversiones, como en Vaca Muerta, por ejemplo. De hecho, ya septiembre fue mejor que agosto. Se empezó a mover la obra pública, hay mayor consumo. No quiere decir que estemos bien, pero parecería que se empieza a repuntar. La inversión ya está viniendo, tanto local como de afuera. Veo muchas empresas preparándose para eso, yendo al mercado de capitales, colocando acciones, obligaciones negociables. Así que creo que de a poco la economía va a ir acompañando. Macri hizo mucho de lo que prometió y lo hizo bien.

–¿Cuál es su balance sobre los primeros meses de gestión de Macri?
–Es positiva. Tomó medidas sin pensar en las elecciones del año que viene, como bajar el déficit. Esto no se puede sostener en el tiempo. El Gobierno tiene claro que debe bajar el déficit con crecimiento y no con endeudamiento, para que sea sustentable en el largo plazo. El país volvió a ser creíble, el mundo nos mira con interés.

–¿De qué forma repercute en el negocio de Deloitte lo que está pasando en la economía local?
–Depende de la línea de negocio. Por ejemplo en el sector de auditoria es muy estable. Hay picos a veces, como cuando las empresas quieren cotizar en el mercado de capitales.

Eso está empezando a moverse. Lo que si molesta es tener que negociar permanente los honorarios, por la inflación, que es un problema y genera desgastes constantes. Hay países donde los honorarios se discuten cada cinco años, acá cada tres meses.

–La inflación parece ser el principal obstáculo a futuro. El Gobierno dice que la del año próximo será de 17%. ¿Usted le cree?
–Ya se ve que empezó a bajar. El Banco Central está demostrando que tiene un buen trabajo de política monetaria para que la inflación vaya a la baja. De apoco se va dando. No hay plan para reducirla en un par de años. Lleva tiempo. Pero cambiando expectativas y con una buena política monetaria como la actual creo que el Gobierno va a lograr bajarla. Y a llegar a un dígito al final del mandato.

–¿Reciben más consultas o clientes para blanquear sus activos?
–El sinceramiento fiscal se está moviendo. Creemos que será exitoso para el Gobierno porque hay mucho interés en entrar. Si bien hasta ahora son consultas, creemos que se van a concretar muchas operaciones. Por primera vez en un blanqueo en el país veo gente decidida a blanquear todo lo que tiene en el exterior.

–¿Consultan más desde el exterior o hay interés doméstico?
–Hay más de afuera; inversiones financieras e inmobiliarias que son los que tienen más interés. Las locales no son las que van a movilizar el blanqueo, son las del exterior.

–Con este contexto, ¿cómo cree que será 2017 para Deloitte?
–Positivo. La consultoría depende mucho de la inversión, porque las empresas deben modernizar sus estructuras de sistemas y de procesos, también el sector público. Genera una demanda de trabajo importante. El área de exportación de servicios también se mueve porque la región tracciona bastante. En auditoria, veo crecimiento de los que salgan a buscar capitales en los mercados. Y el área de servicios financieros se está moviendo por el interés a invertir y concretar algunas operaciones.

–¿Y a la Argentina como le irá?
El país va a crecer después de cuatro años, proyectamos un 4%.

–¿Cree que el valor del dólar ayuda a la llegada inversiones?
–El país va a tener que entender que la competitividad no viene por tipo de cambio alto sino por ganar en productividad. Ahí sí tiene que participar el Gobierno en, por ejemplo, facilitar la infraestructura necesaria. Hoy la logística es un costo muy alto. Y eso es pérdida de competitividad. Es importante mejorar las rutas, los trenes.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Mati Torres
Mati Torres 17/10/2016 05:02:52

Vamos, Maxwell!!! Yo trabajo para vos en Deloitte!!! :P

demian baus
demian baus 17/10/2016 10:20:51

Vos podés hacer los planos del edificio, habilitarlos en la provincia y el municipio de la zona de construcción. Arreglar con la UOCRA el delegado. Pero sino te llegan los fondos de afuera. Y te tenés que fondear adentro no es viable