Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Lotería, quiniela y tragamonedas, las apuestas elegidas por los ‘adictos’ al juego

Junto con el quini6; brinco; loto y telekino, son las preferidas. También hay lugar para tragamonedas y el bingo. El casino está cuarto en elección mientras que pocos apuestan por Internet

Lotería, quiniela y tragamonedas, las apuestas elegidas por los ‘adictos’ al juego

"Soy de un país vertiginoso, donde la lotería es parte principal de la realidad: hasta el día de hoy, he pensado tan poco en ella como en la conducta de los dioses indescifrables". Así inició Jorge Luis Borges su cuento ‘La lotería de Babel’, de 1941. Una frase, quizá premonitoria, puede pintar el juego preferido de los argentinos a la hora de apostar que es, precisamente el de la lotería o afines, en el marco de un país que hoy tiene casi 500 salas de juego y casinos y más de 70.000 tragamonedas, según la Asociación de Loterías, Quinielas y Casinos Estatales de la Argentina.

Un estudio realizado por la Universidad Di Tella revela el ranking de juegos de azar elegidos por los ‘adictos’. Es decir, las preferencias de los ludópatas o jugadores patológicos. La encuesta entre 1000 personas, forma parte de un documento sobre ludopatía en Argentina. El podio lo lideran juegos de lotería; quiniela; quini6; brinco; loto; telekino, con el 21%. Además, quienes los eligieron reconocieron son a su vez, los que más frecuencia tienen, ya que el 13.3% los juega más de cinco veces al mes. Las tragamonedas ocupan el segundo lugar con el 10.1%. Y el bingo, el tercero, con 8.9%. El cuarto quedó para el casino, con 8.2%, mientras que las apuestas por Internet están muy poco difundidas.

La encuesta también refleja que la incidencia del juego patológico llega al 1,8% de la sociedad; que la zona norte de la Capital Federal y el GBA posee una tasa de incidencia de 0,85% y la sur y oeste, de 1,55%. Y dice que hay diferencias geográficas en la frecuencia. "En CABA+GBA norte el juego por apuestas está mucho menos generalizado como conducta, ya que el 66,5% de los encuestados afirmó no haberlo hecho en los últimos 12 meses, comparado con GBA oeste y sur donde sólo el 59,8% no lo hizo", señala el trabajo en el que también se reflejan diferencias en el nivel de ingresos entre las dos regiones. Otro dato interesante es que a pesar de haber un patrón distinto de juego por regiones, no se observa una percepción hacia el juego muy distinta. La gran mayoría de los encuestados piensa que apostar es peligroso para la vida familiar (92%); que el Gobierno no debería prohibirlo sino tener políticas para prevenir la adicción (90%); que la gente debe tener derecho a jugar con apuestas cuando quiera (86%) y que si se prohibe se expandiría el juego ilegal (86%).

En cuanto a la edad, en Argentina el juego tiene una penetración mucho mayor en adultos (40.3%), pero similar entre los grupos más jóvenes. La ludopatía, sin embargo, se concentra mayormente en el segmento de edad media (casi el 80% de los ludópatas están entre los 36 y 55 años). Y la principal razón para apostar es ganar dinero, tanto en el grupo de los que tienen problemas con el juego como en el que no tiene problemas. Y sobre la comparación internacional de las tasas de incidencia de la ludopatía el país está por debajo del promedio mundial, entre el grupo de incidencia relativamente baja, comparable a varias zonas de Europa. Las tasas estandarizadas son 2.3% en Italia y entre 1.2% y 1.6% en España. En Brasil, en tanto, llega al 1%. "De la comparación internacional encontramos que la tasa de incidencia del juego patológico en general va de 0.2% al 5%, lo que nos da un parámetro general de comparación para saber si una tasa en particular es alta o baja. Las tasas más altas están en Singapur, Macao, Corea, Hong Kong y Sudáfrica.

"Los resultados muestran que el país está por debajo del promedio mundial en términos de incidencia, siendo relativamente baja y comparable a varios países de Europa", afirma el estudio en base a las respuestas.