Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Los inversores no perdieron interés por la Argentina pero ahora son más selectivos"

Federico Tomasevich tiene 40 años y es el Chairman de Puente. Está al frente de un banco que se duplica anualmente en activos y clientes, con negocios en la Argentina, Uruguay y Paraguay. Viaja periódicamente a las reuniones de directorio que se hacen en el Reino Unido, donde el holding tiene su sede. Define a su banco como una entidad tan versátil que "cada año es una compañía diferente"

Federico Tomasevich mantiene contacto directo y cotidiano con inversores locales e internacionales interesados en el país. Admite que la demora en resolver el precio de las tarifas retrajo las inversiones en la economía real. Pero es optimista en que en el primer trimestre del año próximo comenzarán a llegar los capitales. Recomienda los rendimientos de los activos financieros en pesos y los bonos en dólares que todavía pagan hasta 8%.

–¿Se mantiene el interés de los inversores por la Argentina?
–En el primer trimestre se vio una euforia de inversores locales e internacionales hacia todos los activos. En ese momento, tras el arreglo con los holdouts y el fin del cepo, comenzaron a analizar proyectos de infraestructura además de activos financieros. Luego llegó el tema de las tarifas y los inversores comenzaron a ponerse más cautos. Ahora son más selectivos.

–¿Más selectivos o se retrajo el interés?
–Son más cautelosos sobre en qué tipo de instrumento invertir. Donde sí se retrajo el interés es en proyectos de economía real, donde se ve que no se ejecutan las inversiones que tenían previstas porque quieren ver cómo deviene el comportamiento de la economía.

–¿Impacta en los fondos de inversión sobre economía real?
–Hoy hay muchos depósitos que deberían ir a fondos o a otros activos financieros. Hay mas de $ 800.000 millones en depósitos porque hay una tasa del Banco Central a casi 30% y plazos fijos rindiendo mucho. En cuanto empiecen a rendir menos, naturalmente los inversores buscarán alternativas.

–¿Con el blanqueo de capitales, los fondos de inversión crecerán como se espera?
–Hay un tema con los fondos de inversión cerrados destinados a la economía real a partir del blanqueo. Deberían tener el mismo tratamiento fiscal que un fondo abierto. Ese sería un gran cambio. De hecho, en la Argentina no hay fondos cerrados de economía real porque están gravados con impuesto a las ganancias. Invertir en un fondo de acciones no paga ganancias. Pero uno de agricultura, si. Ridículo.

–¿Se puede introducir el cambio ahora?
–Debe hacerse. Si no los desgravan, no va a funcionar. Es un cambio muy importante para empezar a vehiculizar fondos institucionales al sector inmobiliario, agropecuario, etc.

–¿Qué espera del blanqueo?
–Chile cerró el blanqueo con u$s 20.000 millones y es un país con una tradición de economía mucho mas formal que la Argentina y su economía es mucho más chica. Por eso la exteriorización aquí debería estar sensiblemente por encima de la de Chile, entre u$s 40.000 ó u$s 50.000 millones. Además, va a crecer la industria de fondos de economía real, pero el impacto se verá el primer trimestre del año que viene. Argentina debería estar manejando en los próximos tres años, más de u$s 3000 millones en fondos.

–¿Espera una baja de las tasas en el corto plazo?
–Va a ir bajando aunque no va a llegar a un nivel en que provoque que el inversor salga del plazo fijo. Pero si nos acercamos a los parámetros de Latinoamérica, el mercado de capitales podrá comenzar a multiplicarse.

Nosotros invertimos fuerte porque creemos que sucederá. Venimos emitiendo dos transacciones por semana del sector público y corporativo. Este año estaremos llegando a los u$s 10.000 millones en emisiones de bonos, solo en Puente.

–¿Puede haber saturación del mercado ante la ola de emisiones?
–No y se nota porque hay una sobre demanda muy grande. Hubo transacciones como el bono de Córdoba, que buscó u$s 735 millones y tuvo ordenes por u$s 2500 millones.

–¿Recomienda a las empresas emitir en este momento?
–Si es un emisor en dólares, puede servirle financiarse porque hace un año las tasas eran 10% y hoy se consiguen a 7%, que era algo impensable. Si tienen que emitir en pesos lo cierto es que el Banco Central compite con una tasa muy alta. En ese caso, muchos esperan para poder emitir a un costo mas razonable.

–¿Para los inversores cuál es un sector atractivo?
–Tienen mucho sentido las inversiones en pesos aprovechando la tasas altas y que el tipo de cambio no va a tener una variación importante. Es la mejor opción para el que invierte a corto plazo. Hay también rendimientos de bonos en dólares atractivos, oportunidades de 8% de tasa que se pueden conseguir en el mercado secundario y que comparado con el resto del mundo es espectacular.